Razones para una sesión de fotos postboda

Cuando se contrata una sesión de fotos en una boda, surgen muchas situaciones en medio de las fotografías. Nervios por el gran día, las prisas por ir al cóctel o al banquete, la emoción desmesurada…Por eso, muchas parejas lamentan que no se relajaran en este día tan especial, o el hecho de tener que contar con no demasiadas instantáneas de los dos solos. Si quieres más imágenes de los novios vestidos para ese día que quede para el recuerdo, entonces necesitas una sesión de fotos postboda. Te decimos porqué.

  • Adiós al estrés y los nervios. Una boda es un momento muy importante en la vida de una pareja, y puede generar cierta preocupación y nervios hacia la perfección que queremos que todo salga. Eso puede reflejarse aunque no queramos en las fotos del gran día, además de que tendremos prisa por llegar al banquete. En una sesión postboda no habrá estrés, sólo disfrute.
  • Cambio de look. ¿Siempre te preguntaste cómo quedaría tu vestido de novia con el pelo suelto o con un maquillaje más cañero? Es el momento de experimentar en la sesión postboda. Una manera fundamental de conseguir tu outfit de novia en fotos con un toque diferente. Lo mismo para el novio, que siempre quiso llevar zapatillas deportivas en su enlace.
  • Accesorios. Seguro que en tu boda no te atreviste a llevar unos globos, pintura por si se te manchaba el vestido, o un clutch de fiesta en lugar del ramo de flores tradicional. Para tu postboda puedes hacer todo eso, ¡y mucho más!
  • Intimidad. Lejos de los preparativos, convertidos en matrimonio y simplemente con ganas de disfrutar, podréis crear instantáneas más íntimas donde vuestro amor sea el auténtico protagonista, sin estar pendientes del reloj ni de tener que ir con los invitados justo después.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *