Razones para celebrar tu boda en el mes de abril

La primavera llega, las flores aparecen, los árboles están cada vez más lindas, no hace frío y tampoco un calor sofocante típico de verano…

Sí, estamos en abril. Y con abril llega la temporada baja de la temporada alta de las bodas. Es decir, que cada vez son más los novios que dicen sí quiero al mes ‘lluvioso’ que deja a mayo ‘florido y hermoso’, pero que puede ser una gran opción para celebrar tu boda. Si aún no te has convencido, te damos las razones.

 

 

  • No hay saturación. Aunque eso sucedía con septiembre y cada vez hay más parejas que eligen este mes, de momento con abril no pasa. Por lo que no hay una gran saturación. Esto quiere decir que tendrás mayor facilidad para encontrar junto a tu pareja la fecha para la ceremonia, sea civil o religiosa, también para tener un restaurante o finca que te guste más sin necesidad de estar casi un año preparándolo.
  • Más barato. Por otra parte, también es lógico que aunque a partir de este mes comience la temporada de bodas, es más barato contratar cualquier tipo de asunto nupcial en abril que en mayo o junio, donde las bodas fluyen casi cada día. Ahorrarás mucho tanto en preparativos, como por ejemplo en el viaje de novios.
  • Sin frío, sin calor. Y si además vives en una zona donde se notan los cambios de temperatura, podrás vivir una boda tranquila donde no hará un calor espectacular que no os deje ni respirar, -como puede pasar en agosto-, ni un frío digno del otoño / invierno. La primavera tiene este encanto.
  • Una fecha especial. Y abril es el mes de las flores, de la alegría, el que da paso a un verano lleno de emoción. Y puede ser una fecha muy especial para celebrar uno de los días más importantes de tu vida.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *