Razones para NO casarte con tu pareja

Aunque hace unos años parecía que el mundo nupcial estaba parado por la crisis, las bodas han vuelto a proliferar. Cada vez son más las parejas que deciden dar el gran paso. Ya sea por un asunto de derechos legales, por cuestiones morales o simplemente por el aspecto romántico de la boda en cuestión, son muchos quienes deciden decir sí quiero a su pareja. Pero, ¿qué pasa con aquellos que no desean eso, y que incluso quieren evitarlo hasta puntos insospechados? Hablamos de esas parejas que son felices tal y como viven y no necesitan firmar un papel. Si necesitas unas buenas razones para no casarte con tu pareja, y que de paso te dejen de preguntar que para cuándo la boda, apunta:

  • Amor. No necesitáis firmar un papel porque a vuestros ojos vuestro amor es tanto o más fuerte que pasando por el altar o el juzgado. Lo más importante entre dos personas que se quieren es efectivamente el amor, y eso no debe cambiar por el hecho de estar o no casados, digan lo que digan los demás.
  • Estrés. Si además de todo el componente sentimental, lo que no quieres es meterte en unos preparativos donde el dinero vuela y las disputas son generales entre los contrayentes, este es un buen punto a favor. ¿Para qué meteros en un problema de organización, con lo bien que vivís vuestra relación?
  • Futuro. Muchos os dirán que la decisión más inteligente entre una pareja que quiere un futuro común es el matrimonio. Responde a esas personas que no necesitas firmar un papel para saber que lo vuestro será duradero y eterno.
  • Seguridad. Un papel no va a ser una red de seguridad, al menos emocional. Cuidar la pareja y ‘regar’ vuestro amor comienza desde el minuto que os conocisteis, así que el matrimonio no lo reforzará.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *