¿Quieres sorprenderlos a todos con el banquete de tu boda?

En una boda, hay varios momentos que son muy importantes para los novios y los invitados. La llegada de todos al lugar de la ceremonia, el ritual anterior al ‘sí quiero’, el momento de tirar el arroz sobre los novios, la sesión de fotos…Pero si hay algo que todos esperamos cuando vamos a un enlace es sin duda el banquete. Si nos vamos a casar y queremos que el banquete para nuestros invitados sea perfecto, debéis calcularlo todo al milímetro.

Para empezar, tenemos que conocer y saber cuántos invitados habrá en nuestra boda. Como es evidente, satisfacer a todos los invitados es bastante difícil, pero no imposible. Cuando sepamos la cantidad, debemos elegir el sitio que más se adapte a nuestro estilo y nos ofrezca los servicios que buscamos.  Actualmente hay mucha oferta de masías y casas rurales habilitadas para ello.  El segundo paso será elegir el menú o catering para los invitados.

banquete3

Tal vez nos encontremos con la situación de que a nuestros amigos modernos les encanta la cocina experimental y a nuestros familiares les encanta la cocina tradicional. Pues bien, lo más recomendable en este caso es apostar por clásicos , ya que siempre gustan y la victoria está asegurada. 

Tanto la decoración como la música son detalles importantes del banquete. Si queremos crear un ambiente íntimo y romántico, las velas y las flores no pueden faltar.  El tipo de flor y de vela, así como la cantidad, irán en función de nuestro estilo. Por eso recomendamos que primero defináis el estilo para después tomar las decisiones más acertadas.

Podemos utilizar la música para dividir la boda en distintos ‘momentos’: el brunch o  el aperitivo, la comida o cena en sí, el paso al baile de los novios, y la barra libre o momento de la fiesta. La idea es separar estos momentos con músicas distintas –un chill out, un remember de los 80, alguna canción de Disney, rock en estado puro-, etc.

banquete2.

Para el aperitivo, lo mejor es que todo el mundo esté de pie, para poder saludarse, comentar, hacerse fotos… En el banquete es preferible sentar a los invitados en función de la relación que tengan entre ellos. Un detalle original es poner en cada sitting una foto especial en la que aparezcamos con cada uno de los invitados o que tenga que ver con algo especial que nos une a ellos. Claro está que no tendremos fotos de todos, pero a los más allegados les hará ilusión.

Para terminar, un Candy bar o un pequeño puesto de hamburguesas para esa post cena y momento de cocktail que todos estamos esperando. ¡Seguro que les sorprende a todos!

 

Imágenes: Pinterest / bodasfacilismo

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *