¿Qué es la regla salarial de los tres meses para anillos de compromiso?

Si hay algo en lo que por fin podemos estar de acuerdo, es que afortunadamente la modernidad y la normalidad se han instaurado en nuestras vidas y ya apenas hay cabida para todo aquello demasiado rancio o clásico, también en el mundo de las bodas. Debido a los cuentos de hadas, o a los pensamientos machistas en el que únicamente el hombre era el indicado para pedir la mano de la mujer de cara a un compromiso matrimonial, se establecía una absurda regla para estos anillos de compromiso. Esta regla se llamaba ‘la regla salarial de los tres meses’. Lo primero que debemos hacer es “desterrar” estas pedidas de mano, a no ser que sean el deseo de la pareja expresamente. Todo el mundo tiene derecho a decidir cómo casarse, sea una mujer la que pide matrimonio, el hombre o lo decidan en conjunto.

Pero volvamos a la regla de los tres meses. Se trata de una ley no escrita, donde cuando un hombre quería comprarle a una mujer su anillo de compromiso, debía gastarse en el mismo una cantidad que fuese tres veces superior al salario de un mes que tuviese en ese trabajo que le ocupara en el momento del compromiso. Eso quería decir que el anillo de compromiso debía valer al menos tres veces el sueldo de un mes, o dicho de otra manera, debía costar los ingresos de tres meses para demostrar la valía y la calidad del anillo de compromiso en cuestión. Actualmente, ya no existe tal ‘ley’, cada pareja decide cómo y cuándo casarse en conjunto y es una pérdida de tiempo y dinero que uno de los dos deba hacer un gasto innecesario para que la otra persona sepa cuán enamorado está para iniciar juntos una vida en común.

Imágenes: Pinterest, Favim

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *