Por qué una boda SÍ puede ser el día más feliz de tu vida

En un mundo donde las cosas apenas hacen ilusión y todo es fugaz, los cuentos de hadas de las bodas van perdiendo fuelle. Es absolutamente cierto que nadie necesita pronunciar ‘sí quiero’ para sentirse completo, y que no todo el mundo debe casarse. Sin embargo, hay que reconocer que un enlace es algo muy especial y que no es de extrañar que para mucha gente el día de su boda puede ser mágico y muy feliz. Si te da vergüenza reconocer que esperabas el día de tu boda como agua de mayo, y hay personas a tu alrededor que le quitan hierro a tu enlace, te damos las claves para que tú sepas que ese día sí puede ser el más feliz que vivas en mucho tiempo.

  • Estarás con la gente que más quieres. ¿Qué más da una boda que un cumpleaños? Puede ser el día más feliz de tu vida porque estarán todas las personas a las que quieres, juntas, celebrando que formas un nuevo camino con la persona más especial para ti. Tus familiares, tus amigos… Es desde luego, algo emocionante.
  • Te unirás a la persona que amas. No hay que olvidar que aunque no es necesario para una pareja pasar por el altar ese día es muy feliz porque ‘gritaréis’ a los cuatro vientos que queréis estar juntos, que vuestro amor está vivo y que queréis que todos lo sepan en todo momento.
  • Brillarás y estarás radiante. Sí, puede sonar un poco frívolo, pero a veces la felicidad se encuentra en las cosas más banales. El hecho de que el día de tu boda puede ser el más feliz de tu vida porque estarás inmersa en un cuento de hadas mágico donde eres la protagonista y además estás espectacular no tiene por qué ser algo malo. Disfrútalo.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *