Cómo organizar los sittings de los invitados sin que nadie se ofenda

Todo lo que tiene que ver con la organización de una boda puede llegar a ser difícil e incluso estresante. Cuadrar la lista de invitados, escoger los trajes de los novios, tener a punto los detalles y la decoración, la prueba del menú… Sin embargo, existe algo que le da dolor de cabeza a cualquiera que se haya casado y haya celebrado un banquete tradicional: el sitting de los invitados. ¿Cómo sentar a todas esas personas que te acompañan en el gran día? Hay que tener en cuenta ciertos asuntos para que nadie se ofenda en el día B.

  • Cuidado con los enemigos. No estamos diciendo que tu boda vaya a pasar nada malo, ni que hayas invitado a tus peores enemigos a estar contigo viendo como te das el ‘Sí quiero’, sino que hay personas que habrás invitado que por circunstancias de la vida ya no se dirigen la palabra. Puede ser muy incómodo sentarlos en mesas contiguas. Habla con las personas que sabes que tienen conflictos para evitar problemas de sitting.
  • No hagas una oda al amor en pareja. Sabemos que el día de tu boda el amor está en el aire y solamente quieres que surjan más bodas y todo el mundo se case y se quiera. Pero esto puede no hacerle gracia a todo el mundo, sobre todo a los solteros y solteras, felices con su estado feliz, que deben ‘tragarse’ estar con todas las parejitas en una mesa, o peor aún, con potenciales solteros aposta.
  • Cuidado con los ‘restos’. Sí, con los ‘restos’ nos referimos a esas personas que no conocen a nadie más que a uno de los contrayentes, que no han visto en su vida a vuestros familiares y amigos. No los unas en una mesa, intégralos con el resto de los grupos, para que puedan pasarlo bien en la boda.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *