Por qué no debes dejar que te obsesione tu boda

¡Me caso! Pronunciar esas dos palabras te ha llenado de orgullo, es el sueño de tu vida, siempre pensaste en encontrar a la persona idónea, decidir que el matrimonio era vuestro proyecto común y organizar juntos la boda de cuento de hadas que merecéis. Esto hasta aquí es muy bonito, y es completamente normal que te sientas flotando si es una gran ilusión la que te embriaga. Pero ojo, de la ilusión desmesurada a la obsesión hay un pequeño paso…Que es mejor no dar. Te contamos por qué no debería obsesionarte el día de tu boda.

  • El mundo sigue girando. Aunque te parezca increíble que la vida continúe aunque tú te vayas a casar, así es. Por mucho que estés inmersa en los preparativos de la boda, la gente de tu alrededor tiene que seguir con sus trabajos, sus vidas y sus circunstancias personales. Si tú te obsesionas con el enlace y solamente hablas de ello, te perderás muchas cosas que les suceden en este tiempo a tus seres queridos.

  • Tu vida también sigue. Y por supuesto, aunque estés organizando la boda, tu vida y tus circunstancias tampoco dan tregua. Las facturas son las mismas, tu trabajo también y tendrás que seguir atendiendo tus responsabilidades pase lo que pase. No te obsesiones por tu boda porque no es lo único que te pasará durante el año de preparativos.
  • Es un único día. Sí, es EL día, pero realmente piénsalo: vas a gastar cantidades ingentes de dinero y gran parte de tu tiempo en la jornada más emocionante de tu vida, pero realmente apenas durará unas horas. Esto significa que aunque has de disfrutarlo preparándolo todo, tampoco dejes que te absorba hasta límites insospechados, porque todo seguirá su curso igualmente.
  • No dejes que se vaya la magia. Además, si solamente hablas, piensas y te relacionas con personas que se dediquen a tu boda, la magia terminará desvaneciéndose. Deja que las circunstancias te sorprendan, que la gente también se sorprenda con tu boda y que todo surja. Todas las obsesiones son malas, incluso las nupciales.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *