¿Por qué no comprar el vestido de novia en pareja?

Es el momento: debes ir a escoger tu vestido de novia. Y es en ese preciso instante cuando empieza una especie de ‘histeria’ a tu alrededor para que el novio no vea ni escuche nada que tenga que ver con ningún detalle del traje nupcial. Según las leyendas de las bodas, da mala suerte que el novio vea algún tipo de cosa que tenga que ver con el vestido, o el vestido en sí.

Sin embargo, en pleno siglo XXI estamos aquí para decir adiós a las tradiciones absurdas, sobre todo a aquellas que realmente no significan nada. Porque para muchas mujeres, su ‘estilista de confianza’ o la persona de cuyo gusto más se fían en cuestiones de moda es precisamente su pareja. Por ello, muchas de ellas desearían que él fuese su acompañante para este momento tan especial. Si es tu caso y el de tu pareja, y queréis formar parte de este proceso juntos, dejad a un lado los comentarios maliciosos de los demás.

Al fin y al cabo, es evidente que el vestido de novia puede sorprender, pero más lo hará ese día, se trata de una prenda blanca larga, con más o menos detalles, pero el look final tendrá que ser con sus complementos, el maquillaje y el peinado… Si te fías de tu novio más que de nadie para estar guapa y además te apetece que él te dé el ‘visto bueno’ al look nupcial, adelante.

Por otra parte, será algo muy íntimo y especial, romperéis con las tradiciones de las bodas de un plumazo. Además, sabrás si a él le gusta, qué te favorece y qué no, y elegiréis juntos hasta el último detalle. Las normas están para saltárselas y no vemos ningún problema en este sentido si os hace ilusión a los dos.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *