Maneras íntimas de celebrar una boda privada

No todas las bodas tienen que ser un dispendio económico, ni una sucesión de enormes preparativos con listas eternas de invitados. Algunas parejas prefieren una boda íntima, casi privada donde vivir su amor en la más absoluta tranquilidad el día que deciden unirse legalmente para siempre. Si es vuestro caso y queréis huir de enlaces con 300 invitados y gastos por doquier, este es el momento de saber cómo celebrar la intimidad de vuestra boda.

  • Una boda en otro país. Mucha gente se casa en una isla paradisíaca, para después convalidar el matrimonio en su país natal y así saltarse todo el compromiso de una boda con mucha gente. Es romántico, es único y desde luego es muy especial y diferente. Necesitáis dos testigos y todo el componente legal a mano para tenerlo todo atado y en cuenta.
  • Una boda donde solamente hay una firma. Si lo que queréis es ser un matrimonio sin pasar por todo lo que supone una fiesta y no queréis hacer una boda con pocos invitados para que nadie se ofenda por no estar congregados al enlace, entonces lo vuestro es una firma en el juzgado y ya seréis un matrimonio legal. La celebración privada está por supuesto, en casa. Una manera romántica y práctica de hacer una boda donde el amor es lo más importante y no los invitados o el gasto de dinero.
  • Una boda con únicamente 10 invitados. Esta es una buena manera de hacer una boda, únicamente con la familia más directa y apenas un par de amigos. Es una buena manera de organizar una boda íntima y completamente personalizada para las dos personas cuyas vidas van a unirse para siempre: los novios. No tengas miedo a ofender a nadie, es tu boda y tú y tu pareja decidís cómo y cuándo queréis llevarla a cabo.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *