Los vestido joya: la mejor opción para ir de invitada de boda

Es un hecho: cada vez que nos invitan a un evento nupcial queremos ser las invitadas más sofisticadas. Por eso, siempre solemos escoger un tipo de look completamente único que llame la atención y nos valga de una manera o de otra para futuras ocasiones.En este caso, no nos fijamos en los complementos capilares, en un bonito peinado, en un maquillaje espectacular, o en el mejor clutch o calzado, sino que directamente pensamos en el vestido que llevaremos en esa ocasión. ¿Y qué mejor que un vestido-joya? Son increíbles, espectaculares, sofisticados y ultra femeninos. Además, las posibilidades de combinarlo son completamente infinitas.

Llevar un vestido joya es sencillo pero a la vez complicado. Es fácil porque es una sola pieza, pero difícil a la hora de combinarlo. Lo importante es que no parezcamos un árbol de Navidad. Por lo tanto, si el traje brilla de por sí porque está cuajado de paillettes o pedrería, debemos apostar por complementos neutros en tonalidades básicas o mate, que vayan con el color principal del traje pero que desde luego no tengan destellos.

vestidos-joya-invitadas

Nosotras recomendamos un clutch en un color parecido al vestido, o directamente en los pantones -comodín: nude, beige o cobre, negro o plata vieja. Lo más importante es que no resalten más que el traje. Lo mismo sucede con el maquillaje, tal vez no sea la mejor ocasión para innovar con el neceser beauty, sino que debemos dejar que el outfit sea el protagonista: colores suaves y neutros, huir de pintalabios excesivos y desde luego nada de gloss o sombras glitter.

vestidos-joya-invitadas-boda

¿Qué hacer con el peinado? Como mucho, podemos hacernos unas ondas suaves, aunque apostamos por un delicado moño no demasiado elaborado, para que no llame la atención sobremanera. Ya que llevamos una joya hecha vestido, tampoco sería recomendable sacar todas las piezas familiares para adornarnos. Ser sencillas nos ayudará a brillar. ¿Nos atrevemos?

Imágenes: Pinterest /atelierbackstage/paperblog

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *