Las ventajas de la sesión Pre boda

Son muchas las razones por las que llevar a cabo una sesión pre boda hace del día de nuestro enlace una ceremonia de éxito y totalmente rodada, sin prisas. Muchos novios barajan la idea de decirle ‘sí’ a una sesión como esta y los motivos no son para menos.

La sesión post boda suele ganarle el pulso a la pre boda por la simple razón de que a los novios les encanta tener recuerdos de su día, lo guapos que iban y cómo de especial fue la ceremonia y el convite. Muchos expertos aconsejan igualar fuerzas y hacer también una sesión pre boda, no solo porque ayuda a entablar relación con el fotógrafo que, más tarde, se encargará de captura cada momento del enlace, también por todas estas razones:

  1. Entrar en confianza con el fotógrafo: En primer lugar es fundamental que el fotógrafo que nos haga la sesión pre boda sea el mismo que el que nos hará la sesión post boda. De esta manera ya se entablan confianzas y quedan bien marcadas las condiciones y lo que se busca conseguir.
  2. Mejoran los miedos: No todo el mundo se siente a gusto delante de la cama, por miedo o por complejos, pero casi todos esperamos retratar el día de nuestra boda. Si se decide llevar a cabo una sesión pre boda la pareja puede llegar a inmunizar todas esas manías o complejos que les impiden estar a gusto frente al objetivo. 
  3. Sin vergüenza: El día de la boda la pareja va a ser el centro de todas las miradas y esto, hasta al más extrovertido, puede llegar a producírle un poco de vergüenza. Hacer una sesión pre boda ya te prepara para soltarte -al menos en las fotos- y que el momento parezca más natural. 
  4. Mejor sin móviles: Escoger una sesión pre boda, o post boda, es importante también por la tradición de que sea el profesional quien haga las fotos. Ahora utilizamos mucho los móviles pero las auténticas fotos de boda son aquellas hechas por profesionales, que saben lo que hacen, que han hablado con la pareja de lo que quieren y que asegurará un resultado profesional. 
  5. Se pueden usar las fotos pre boda para decorar invitaciones o regalos: Es una manera original de darle a los invitados un detalle propio, o incluso usar fotos como decoración hará del entorno un lugar mucho más íntimo, especial y vuestro -los protagonistas-.
  6. Hay quien las hace para disfrutar: Hay parejas que disfrutan fotografiándose y capturando cada momento del enlace, desde el sí quiero hasta la ceremonia. Paso a paso deciden hacer esta sesión pre boda y al final les queda un recuerdo más completo en el que, además, han disfrutado haciendo por el camino.

Estas son solo algunas buenas razones por las que decirle ‘Sí’ a una sesión pre boda sería una muy buena idea, pero sobre todo la pareja ha de encontrar las suyas propias. En cualquier caso, lo importante es disfrutar del enlace y del gran día y si una sesión pre boda puede ayudaros a perder miedos y relajaros ¿por que no hacerla?

Imágenes: luciasecasa.com

 

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *