Por qué febrero es el mes ideal para una boda

Cuando empezamos a escoger el mes para dar el sí quiero, casi siempre la temporada se extiende desde primavera hasta los meses de verano. Sin embargo, cada vez son más las parejas que apuestan por una fecha de boda ‘fuera de temporada’, lo que le da personalidad al enlace y que desde luego tiene múltiples ventajas. Y no, no nos referimos a septiembre u octubre, sino al mes de febrero. Si también se te ha pasado en algún momento hacer tu boda en el mes más romántico del año, te decimos por qué estás en lo correcto para que sea el día de tu boda.

  • San Valentín está en el aire. Sí, puede que esto no sea una razón de peso, pero si eres una romántica empedernida te gustará celebrar en febrero tu boda, porque todo es más bonito, hay más corazones y parece que el amor y la pasión flotan en el ambiente. Y decir que te casas en febrero es muy, muy romántico.
  • Los estilismos son muy invernales. Sí, una boda no se hace por los estilismos que lleven los invitados, pero hay que reconocer que es algo relevante una vez que llega el gran día. Estamos hartas de ver trajes de primavera-verano. ¡No hay nada como una buena estola para complementar un vestido!
  • Es un mes corto y especial. Febrero tiene el encanto de ser el mes más corto del año. Algo que desde luego es bonito y especial. Y además es diferente, probablemente no conozcas mucha gente que lo elija para su enlace.
  • Todo es mucho más económico. No hay que perder de vista el hecho de que una boda supone un desembolso económico enorme, y que es conveniente tener ciertos ahorros para hacer frente a todos los gastos. Organizarla en el mes de febrero puede ser una gran opción porque todo es más barato al estar fuera de temporada.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *