El regalo de la dama de honor

Si hay algo de lo más especial, es el momento en el que, cuando anunciamos a nuestros allegados que vamos a casarnos, escogemos a una persona muy especial como nuestra dama de honor. Aunque para muchas personas, esto es algo desfasado o que forma parte de las películas románticas de Estados Unidos, cada vez está más de moda de nuestro país. No se trata de llevar un cortejo de mujeres vestidas iguales si no nos apetece, pero sí elegir a aquella amiga, hermana o allegada que estará pendiente cada minuto de lo que necesitamos.

Por ello, una vez que sepamos que somos las elegidas por una novia para ser sus damas de honor, antes de que llegue el día D y aunque estemos siempre dispuestas a ayudarla con todos los preparativos, debemos pensar en ese detalle especial que hemos de tener con la novia por habernos elegido. Como probablemente se trata de nuestra mejor amiga, hermana, prima o compañera, entonces debemos pensar que el regalo debe ser de lo más especial.

Si por una parte, podemos destinar para este presente mucho presupuesto, entonces es el momento de escoger algo como por ejemplo, una joya que pueda lucir en la boda, como pueden ser los pendientes, un anillo o incluso una bonita pulsera que adorne su vestido. También podemos apostar por la liga, un componente inolvidable para cualquier novia con su “algo azul”.

Pero si lo que nos apetece realmente es tener un detalle no material, entonces podemos hacer un vídeo con todas las imágenes en las que aparezcamos con la novia, en la que le agradezcamos su apoyo desde que la conocemos, así como un álbum que pueda guardar siempre. Será algo que no cueste dinero, pero que cuente con un gran contenido sentimental para un día tan especial como es la boda.

Imagen: Zankyou

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *