Decir el ‘sí, quiero’, cada vez es más caro

Casarse se ha convertido en un negocio que mueve cada vez más dinero. El deseo de muchas parejas de unirse en santo matrimonio por todo lo alto puede convertirse en una ruina económica para los contrayentes.

La lista de invitados, el banquete, la indumentaria y los complementos, todos los detalles para que el enlace sea de ensueño, el coche, las flores y por supuesto la luna de miel. La improvisación no está invitada en este día y todo esto se paga.

En España, los gastos de una boda se sitúan en torno entre los 20.000 y 35.000 euros. El banquete representa el 55% de los gastos y la indumentaria el 11%, mientras que la luna de miel no llega al 10%. Según un estudio realizado por Expotecnic, empresa organizadora de la feria Las Mil y una Boda, el sector nupcial en nuestro país mueve unos 6.075 millones de euros. Realmente el acto de casarse se ha convertido en un auténtico negocio que no está al alcance de todos.

Quizá por eso, la edad de los contrayentes cada vez es mayor. En el 2005, la edad media de los hombres se acercaba a los 32 años y la de las mujeres a los 30 años. Esto supone una mayor estabilidad económica de la pareja para afrontar los elevadísimos costes que supone hoy en día decir el tradicional y soñado "sí, quiero".

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el año pasado se celebraron en España 209.125 matrimonios de los cuales el 63% fueron religiosos mientras que el  37% fueron por lo civil. La tradición pesa y el cruzar la alfombra roja hacia el altar sigue siendo la opción más deseada por las parejas. En los últimos años las bodas han experimentado un crecimiento sostenido gracias a la unión entre personas del mismo sexo y la celebración de las segundas nupcias.

Hoy en día, el pedir la mano se ha convertido en un acto muy costoso y dar el paso a casarse implica hacer muchos números.

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *