Por qué debes ser una novia relajada en tu boda

¿Novia nerviosa? Seguro que cuando anunciaste que te casabas, mucha gente que ya ha dado el gran paso te ha dado un consejo general: disfruta de los preparativos y del día de la boda, que pasa muy rápido. Además, si eres en general una persona nerviosa, también te habrán instado a que no dudes en pasar de largo con los nervios, que ese día sólo se vive una vez y hay que saber mantener la calma para disfrutarlo. Sin embargo, necesitas una dosis extra de realidad para dejar de verdad los nervios fuera el día de tu boda. Aquí están los puntos que debes recordar en todo momento.

  • Este día nunca volverá. Y con esto no nos queremos poner dramáticas, pero es así. Nunca volverás a ser tan joven, tan vital, y estarás en ese momento de tu vida nunca más, porque como pasa con todo en la vida, la felicidad son momentos, y seguro que no quieres perderte este. Vívelo intensamente pero de manera relajada, sin nervios ni preocupaciones.
  • No se puede controlar todo. Si estás con los nervios a flor de piel a causa de la emoción, ahí ya no hay nada que hacer, pero el problema existe si tienes nervios a causa del control para que salga todo a pedir de boca. Sé consciente de que hay muchos asuntos que escaparán a tu control en todo momento, si no te relajas todo te parecerá mal, y no has preparado toda esta boda para a última hora no sentirte bien.
  • Invitados felices. Cuando la novia o el novio están de mal humor en la boda por la falta de relax, los invitados tampoco se relajan, y no disfrutan de la felicidad. Deja que tu imagen sea relajada para disfrutar de uno de los días más felices de tu vida lejos del estrés y los nervios.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *