Curiosidades sobre los anillos de compromiso en las bodas

Aunque los tiempos han cambiado, y los enlaces matrimoniales por fin han dejado de ser tan sumamente tradicionales, con bodas gigantescas donde los novios apenas conocían a los invitados y todo eran compromisos, existen ciertos asuntos que siguen manteniéndose en el tiempo en cuestión nupcial. En este caso hablamos del anillo de compromiso. Aunque no hay muchas parejas que protagonicen pedidas al estilo Hollywood, aún quedan románticos que le regalan a su pareja un solitario que simboliza la boda que se avecinará en unos meses. Si quieres saber algunas curiosidades sobre esta bonita tradición, no dejes de leer.

  • Dedo anular. Seguro que sabrás que el anillo de compromiso se pone en el dedo anular, entre el corazón y el meñique, y de la mano izquierda de manera concreta. La creencia popular indicaba que existía una vena ‘amoris’ que conectaba de manera directa con el corazón, de manera que se le dotaba al gesto de un punto romántico.
  • Historia antigua. La primera persona particular y reconocible en poner un anillo en el dedo anular de la amada en cuestión fue Maximiliano de Austria, que en el siglo XV regaló a María Borgoña un diamante para sellar el compromiso de su boda. Sin embargo, ya en el antiguo Egipto existía la tradición de este intercambio de votos prenupciales como signo de cariño entre cónyuges que se iban a casar de forma próxima.
  • Forma circular. Aunque cada persona elige el tamaño, la forma y el color que desea con su anillo de compromiso, la forma circular que es la más utilizada representa el infinito, un círculo donde el amor nunca termina.
  • Diamante. Aunque cada pareja escoge evidentemente el anillo que quiere, muchos se han decantado a lo largo de la historia por un diamante. Esta piedra concreta simboliza el amor eterno, invencible e irrompible.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *