Consejos para que tu luna de miel sea más que romántica

Una luna de miel romántica es casi todo lo que buscan los recién casados. Los hay más modernos que buscan aventura o emociones fuertes, pero las lunas de miel románticas son las más buscadas y a veces, querer que lo sea solo necesita de nuestra atención y cariño, sin más añadidos. 

La luna de miel, tradicionalmente, era el momento más íntimo de los novios, para conocerse y abrirse en cuerpo y alma. Pero esto son cuentos de leyenda para la época en la que nos encontramos. Vivimos muchos años con nuestra pareja antes de casarnos, y hacer que el viaje de luna de miel sea todo lo romántico que pensabas cuando eras niña, parece incluso cosa de película. Aún así, que tu viaje de luna de miel sea romántico no es imposible y desde luego puede serlo, y mucho, siguiendo estos consejos:

1.No es necesario que publiquéis que os acabáis de casar, pero dejarlo caer: Por publicar nos referimos a una expresión. No es necesario ir por la vida diciendo que sois recién casados, pero sí has de hablar de él como tu marido, sobre todo en el hotel o donde vayáis, ya que os pueden tratar o regalar algún que oro privilegio.

2.Limitar los teléfonos: Sobre todo en la luna de miel, los móviles solo para emergencias. Las fotos que las haga una cámara, sin mensajes ni redes. Que solo estéis vosotros por y para vosotros os hará conectar emocionalmente de una manera mucho más real, y ya casi olvidada-o desacostumbrada-.

3.Que no falte la lencería: Porque el romanticismo está muy bien, pero el momento sensual ha de ser igual de espléndido y cuidado. La lencería siempre es un must en la maleta de viaje de luna de miel.

4.No os quedéis con las ganas de nada: es un viaje para disfrutar de vosotros y de la vida. Comer lo que os apetezca, hacer el amor donde y cuando os apetezca y comprar lo que queráis, es vuestra luna de miel y será romántica en función de cuanto os queráis mimar.

5.Amanecer juntos: Las puestas de sol son muy románticas, pero los amaneceres tiene algo especial. Despertar cuando todo comienza de nuevo, mientras el mundo parece seguir durmiendo y nadie es testigo de vosotros y el sol, el romanticismo es mucho mayor.

Si os queréis, os olvidáis del mundo y os prestáis toda la atención y necesidades el uno con el otro, el viaje de luna de miel será romántico e inolvidable.

Imágenes: luciasecasa.com

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *