Cómo elegir a los padrinos de tu boda

En eventos como una boda, todo lo que tiene que ver con elegir personas que sean importantes para designar ciertos papeles es algo importante que es necesario pensar muy bien. En este caso, hablamos de los padrinos, unas figuras imprescindibles que serán los que acompañen a los novios en el momento de la ceremonia. En pleno siglo XXI son muchas las circunstancias que pueden rodear a una boda, y aunque se puede elegir a los padrinos de manera tradicional, tenemos que estar abiertos a otras posibilidades. Estas son algunas ideas para elegir a los padrinos de este día tan bonito.

  • Los padres. Suele ser la elección tradicional. El padre de  la novia y la madre del novio suelen ser las personas designadas para ir de acompañantes en este momento especial. Si alguno falla o ya no está con vosotros, pero queréis que sean vuestros progenitores, podéis elegir las figuras al revés.
  • Los hermanos. Si no queréis entrar en polémicas con vuestros padres, podéis elegir a otros familiares como son vuestros hermanos, de esta manera será muy especial que alguno de ellos os acompañen a los dos hasta el altar o en el juzgado.
  • Dos padrinos para cada uno. Si sois hijos únicos y no queréis que vuestros padres se pierdan ese momento de acompañaros al enlace, podéis elegir simbólicamente dos padrinos, y acudir al sí quiero cada uno con sus dos padres.
  • Otros familiares. Si no queréis que este papel recaiga en alguien que no sea de la familia, pero no pueden ser las figuras paternas, tenéis un abanico amplio de posibilidades: tíos, primos…
  • Amigos. Porque la amistad es definitivamente la familia que se elige, no hay nada más bonito que poder designar a alguien que nos acompaña en nuestro día a día para que esté con nosotros en este día tan bonito y especial.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *