Cómo combatir el dolor de pies si eres la novia

Es un clásico en las bodas: nos compramos unos zapatos espectaculares, los estrenamos el mismo día del evento, y antes de que termine la ceremonia ya estamos sufriendo. Bien, si eres la invitada perfecta del momento seguro que tienes un calzado de repuesto. Pero, ¿qué pasa si eres la novia y no tienes cómo combatir el dolor de pies cuando también estrenas unos preciosos e incomodísimos zapatos?

 

 

  • Antes. No podemos saber si algo va a dolernos muchísimo en cuestión de pies, pero sí podemos intentar paliar estos daños antes de que sucedan. Si estrenas unos zapatos divinos pero incómodos, debes preparar tus pies para que no te amarguen uno de los días más bonitos de tu vida. Por eso, puedes apostar por unas cremas especialmente para los pies para que adormezcan las zonas que pueden hacerte más daño. ¡No olvides las plantillas para los pies!
  • Durante. Es importante que durante el tiempo que vayas a tener los zapatos puestos no te los quites esos cinco minutos que parece que necesitas. Es un error porque se te hincharán y después será casi imposible ponértelos de nuevo. Intenta moverte y no mantenerte muy quieta porque el dolor aumentará.
  • Después. Y cuando los pies no aguanten más, no lo dudes. Ponte unas bailarinas, unas deportivas, ¡Lo que sea, pero plano y cómodo! Y dedícate a bailar y a pasarlo en grande con tu pareja y vuestros invitados. Cuando regreses de la boda a tu casa o al lugar donde vayas a pasar la noche de bodas, pon tus delicados pies en agua caliente. Lo agradecerás para dormir mejor y para que no te duelan al día siguiente.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *