Bodas: cómo decirle a tu jefe que vas a casarte

Aunque no debería ser así, muchas veces el hecho de contraer matrimonio puede traer algún problema. Personal o laboral. En este caso nos fijamos en el ámbito profesional, porque los quince días de vacaciones extra que tienen todas las parejas que dicen sí quiero pueden caer como un jarro de agua fría en las empresas. Aunque es evidente que por ley te pertenecen estas dos semanas por tu recién estrenado matrimonio, si quieres que todo fluya y nadie pueda echarte en cara que te has casado -aunque es tu derecho-, apunta estas claves para decirle a tu jefe que en breve te vas a casar.

Es obvio que tu boda pertenece a tu vida privada y que nadie tiene por qué enterarse de los detalles. Sin embargo, sobre todo si trabajas en una empresa pequeña con pocos compañeros y mucho trabajo, cuanto antes lo pongas en conocimiento de tus superiores, mejor. Sobre todo si realmente sabes ya la fecha de la boda, y más aún del viaje de novios. Esta antelación permitirá que todos os organicéis para esas dos semanas de luna de miel en las que faltarás a la oficina. Para que nadie pueda echártelo en cara después, sé buena compañera y dilo con tiempo suficiente para que haya espacio de maniobra.

Los jefes no quieren problemas, quieren asuntos con soluciones. Por eso, si vas a decirle a tu superior que te casas y que eso significan vacaciones a mayores, lleva contigo un plan de acción donde todo quede cubierto en tu ausencia. Establece junto a tus compañeros de departamento las líneas de acción para ese tiempo en cuestión y reparte tus tareas o adelántalas para que nadie note tu marcha. Es evidente que esto no debería ser así, pero si lo estableces de esta manera, nadie podrá decirte nada al ejercer tu derecho de quince días libres tras la boda.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *