Arreglarte en tu boda con tus mejores amigas, ¿por qué no?

Si vas a casarte, sabrás que la emoción está siempre a flor de piel y que todos los detalles compartidos con las personas que más quieres son una dosis extra de felicidad. En este caso nos fijamos en el papel de las mejores amigas de la novia, esas mujeres que aguantan los desvelos de la ‘bride to be’ durante todos los meses de preparativos.

Por eso, en este caso queremos hacerles un homenaje, y de esta manera que formen parte de la vorágine del día B y no sean meras espectadoras. Nos referimos a ese momento de arreglarse, de ponerse guapas, no cada una en su casa, sino todas juntas y por supuesto con la novia. Las razones son emocionantes, divertidas y sencillas a partes iguales.

  • Factor sorpresa. Puede que alguna de tus amigas o incluso todas ya hayan visto tu vestido de novia, por lo que el factor sorpresa queda a un lado. Sin embargo, ver cómo te preparas para ese día, con peluquería, maquillaje y vestido incluido mientras te hacen fotos también es una bonita sorpresa que nunca olvidarán.
  • Emoción. Es muy emocionante poder ver a una amiga dar el sí quiero, y más si ese momento se vive desde la mañana de la boda. Tener los sentimientos a flor de piel convertirá el sí quiero en algo mágico, más aún si lo compartes con quienes más te quieren.
  • Diversión. Para evitar nervios innecesarios y conseguir relajar el ambiente, nada mejor que tus mejores amigas mientras te arreglas. Podréis compartir anécdotas, confidencias y risas en los momentos de peinado, maquillaje… el estrés se irá para no volver.
  • Recuerdos. Los grandes momentos en la vida sirven para ser felices y para crear grandes recuerdos para la posteridad. Éste puede ser uno de ellos si te arreglas para el gran día con las personas que están contigo siempre.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *