Por qué apostar por un velo corto en tu boda

Cuando estamos a punto de casarnos y elegimos un estilismo nupcial, muchas veces nos vemos obligadas a escoger prendas o accesorios para nuestro look de novias que no casan tanto con nuestra personalidad sino con lo que verdaderamente se espera de nosotras. Si lo que buscas es algo rompedor y no sabes exactamente qué es lo que necesitas, te damos una idea: pasa de los velos eternos y larguísimos y apuesta por un velo corto de novia. ¿No sabes por qué? Te damos las mejores claves para que lo elijas.

  • Comodidad. ¿Cuántas veces has pensado en una boda en lo incómoda que debería estar esa novia con un velo tan pesado y largo? Seguro que muchas. Un velo no sólo es incómodo por el prendido que lleva al cabello o tiara, sino también cuando tienes que cargar con él mientras te haces las fotos. Con un velo corto, esto no pasará.
  • Accesorio rompedor. Al más puro estilo diva de los años cincuenta o sesenta, llevar un velo corto puede ser lo más para ti en tu boda. A lo Grace Kelly, tu look de novia será moderno pero también rompedor y diferente cuando tu velo quede por debajo de los hombros o hacia la mitad de la espalda.
  • Feminidad. Un velo implica muchas cosas en una boda, pero desde luego hace honor a la propia novia, a su figura femenina y a la elegancia de vestir de blanco en el día B. Con un velo corto conseguirás este efecto multiplicado, y desde luego estarás más guapa que nunca.
  • Espalda. ¿Quieres lucir un buen escote trasero pero el velo dificultaría que se te viera el vestido con su parte más bonita? Ya tienes otra razón para usar velo corto en lugar de otro complemento que llevaría cualquier novia en el día de su boda.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *