Por qué apostar por un cóctel y pasar del banquete en tu boda

En las bodas, igual que en el mundo de la moda, todo va fluyendo con el paso del tiempo con ayuda de las tendencias. Como es evidente, no se lleva lo mismo ahora que hace unos años, y lo que en pleno 2017 es lo más irá pasando conforme avance el tiempo para terminar completamente pasado de moda. Por eso, es bastante normal tener en cuenta que lo que antes era algo inevitable, como un banquete de boda con muchos platos que se hacía eterno, ahora puede pasarse por alto sin ningún problema, incluso prescindir de él en favor de un buen cóctel. Por eso, en esta ocasión hablamos de las razones para apostar por eliminar el banquete o comida eterna de boda y dejar que los invitados coman cuanto quieran en un cóctel.

  • Naturalidad. La primera razón es porque un cóctel resta solemnidad al tema de la boda, y la gente puede comer lo que más le guste y repetir lo que quiera. El banquete está cerrado y es mucho más tradicional.
  • Sin distinción de familias. Con un cóctel no tendrás que pensar en el sitting, donde cada familia va a un lado y donde los amigos se sientan en distintas mesas. Aunque habrá asientos, cada persona puede estar de pie. Además, los novios no tienen por qué esperar a que termine el banquete para hablar con unos y con otros, sino que pueden hacerlo todo el tiempo.
  • Presupuesto. Si necesitas ajustarte, apostar por un buen cóctel que haga las veces de banquete puede también verse reflejado de manera positiva en la factura del restaurante.
  • Variedad. Lo bueno del cóctel es que puede haber más platos variados, distintos estilos de comida y muchas maneras de comer para los invitados, lejos de un primero, segundo y postre. De este modo se puede innovar gastronómicamente.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *