4 personas a evitar en la prueba del vestido de novia

El momento de escoger el vestido de novia, ese momento mágico y tan disfrutado -casi que de los pocos en las preparaciones de boda-, que llevas soñando desde tu infancia y que tantas veces has imaginado. Llega ese día y escoger cuál será el vestido con el que te lleven al altar es tan decisivo como las personas que llevaras a la prueba de vestuario para que te aconsejen.

A la hora de escoger tu vestido de novia es fundamental que tengas claros tus gustos y tu personalidad: las necesidades que ha de cumplir ese vestido, el estilo que te gusta y que mejor te siente y luego ya hablaremos de tendencias. La prueba del vestido suele generar dudas, más tarde cambios de última hora y de nuevo más dudas.

Pero si estás respaldada por buenas asesoras, que te conozcan, te quieran y sean sinceras contigo de una manera sana, positiva y sin generar más inseguridades de las que ya puedas llevar, perfecto. Como cada novia es diferente, sus acompañantes también variaran en necesidades, pero sí que hay 4 perfiles de personas que es bueno que evites en la prueba del vestido de novia. Presta atención:

  1. Todo tu grupo de amigas a la vez: Puede que tengas muchas amigas y que a todas les haga ilusión estar presente el día de la prueba de tu vestido de boda pero ojo, porque no todas saben dar consejos y probablemente tengas amistades de todas las personalidades. Escoge solo a la que sepas que te guiará sin confundirte ni querer imponerte sus gustos. Escoge a tu mejor  amiga de entre todas las del grupo y el resto que esperen hasta que hayas hecho la elección.
  2. No lleves a nadie con un gusto totalmente diferente al tuyo: Corres el riesgo de que no sepan verte con ninguna de tus elecciones básicamente porque ‘no es su estilo’ y no saben verlo ni en ellas ni en ti. Mejor déjate guiar por alguien afín a tu forma de ser y vestir, que sepa si estás o no favorecida con ese escote, esa cola y esa forma de vestido.
  3. Nada de llevarte la negatividad a cuestas: Hay personas negativas que, por muy amigas que sean, suelen confundirnos, ponernos más nerviosas o crearnos más inseguridades. No decimos que lo hagan adrede pero es gente negativa que en lugar de ver lo bueno del traje en ti resaltan pequeñeces que quizá no tengan importancia y hacen que se las des. Luego están las envidiosas, que puedes no darte cuenta de quienes son y están ahí, participando de tu elección. A esas manténlas alejadas durante toda la organización de la boda, ya que no es el momento de criticas o malas vibraciones.
  4. Las que siempre tienen prisa: Están esas amigas que consiguen encontrar un hueco en sus apretadas agendas de ministro y encima te meten prisa durante la prueba de tu vestido de boda. A las que no tiene  tiempo de estar déjalas aparte, el día que escojas tu vestido de novia no hay espacio ni tiempo, es tu momento y la que te acompañe ha de tomar todo el suyo para ti.

Escoge a quién te entienda, te sepa aconsejar, te quiera y se entregue el tiempo que sea ese día y el resto durante y después de tu boda.

¿Ya tienes el vestido de novia?

Imágenes: luciasecasa.com, matrimonio.com.pe,

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *