Trucos para conseguir unos ojos rasgados

Si hay algo que siempre nos ha gustado en cuestiones de maquillaje para los ojos, ese es el hecho de conseguir una mirada felina. Como todas Nosotras sabemos, en cuestión de belleza no hay nada que no pueda conseguirse con unos buenos productos beauty que saquen lo mejor que tenemos en el rostro. Por ello, si nos apetece que nuestros ojos parezcan más rasgados de lo que verdaderamente son, o nos apetece sacar partido a esa forma que tenemos, lo importante es que sepamos cómo usar los cosméticos en cuestión.

Para empezar, lo primero que tenemos que hacer es dar profundidad al ojo. ¿Cómo se consigue este efecto? Lo más importante es contar con una buena paleta de colores en cuanto a sombras. Por eso, tenemos que repartir la pintura de una eye shadow en nude por toda la parte de los párpados hacia arriba, hasta que lleguemos a las cejas.

Así repartido y de un color similar al de la base, parecerá que son más amplios al final. Después, se trata de coger dos tipos de sombra más: una gris que será casi imperceptible, y la negra. Con la gris lo que haremos será trazar la parte en la que queremos que se “alargue” el ojo. Así, con ayuda de un pincel podremos establecer lo rasgada que será nuestra mirada. Después, difuminaremos toda la zona con la sombra de color negro, con el objetivo de que parezca que están mucho más abiertos.

ojos-maquillaje

El hecho de haber usado la sombra clara al principio hará que la profundidad sea mucho más evidente. Más tarde, con ayuda del eyeliner conseguiremos también que los ojos tengan ese “efecto Cleopatra” en el que parece que se rasgan más de lo habitual. Es recomendable no pintar demasiado la zona del lagrimal, sino aplicar más pintura conforme vamos alejándonos de él.

¿Os animáis a probar con la mirada felina?

Imagen: Maquilladas

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *