Sustancias peligrosas en los productos de cosmética

Los productos de cosmética se han convertido en grandes aliados de las mujeres – y hombres – , uno de los imprescindibles a la hora de querer estar mejor, más arreglada y bonita. Pero hay que saber que ciertos productos presentes en estos productos de belleza y de cuidado personal, sobre todo, en los más baratos y de marcas desconocidas, pueden ser nocivos y poner en riesgo la salud.

Te contamos en este artículo un poco más sobre este tema que no es para desatender. Con el crecimiento de la moda y de la cosmética, han surgido muchos empresarios y fabricantes de estos productos que, por una cuestión de ahorrarse costos, han reemplazado ingredientes o sustancias que no son las originales y pueden ser dañinas.

De hecho, varios estudios han comprobado que ciertas sustancias como los ftalatos, el triclosán o la oxibenzona, presente en lociones, jabones antibacterianos y otros productos de cosmética, son nocivas para el organismo, incrementando el riesgo de cáncer o de menopausia prematura, entre otros problemas de salud.

Incluso, según un estudio realizado en Berkeley, Estados Unidos, y liderado por el doctor Kim Harley, se encontró que también pueden ocasionar alteraciones hormonales, con consecuentes complicaciones de mayor o menor gravedad.

ftalatos

Para llegar a tal conclusión, los expertos tomaron los datos de 100 mujeres adolescentes que dejaron de utilizar sus productos para el cuidado personal durante 3 días, y los reemplazaron por otros que no contenían químicos agresivos. A todas las participantes se les realizó una muestra de orina luego y se encontró que los niveles de dichas sustancias se habían reducido entre el 25 y 45 por ciento.

Según explicó Harley, las mujeres estudiadas fueron adolescentes porque son las que más tienden a utilizar estos productos en comparación con las adultas. Además, a esto se le suma el hecho de que sus cuerpos aún están en desarrollo, lo que incrementa el riesgo de alteraciones hormonales.

En los últimos años este y otros estudios han alertado sobre el impacto negativo que tienen los químicos sobre las hormonas y varios sistemas importantes del cuerpo. Estudios realizados en animales también han concluido que su uso constante podría alentar la proliferación de células cancerígenas.

Aunque nada es concluyente, sí es positivo tenerlo en cuenta y tratar de evitar las fórmulas que contengan las sustancias antes mencionadas y siempre comprar productos de confianza. Además de los potenciales efectos mencionados, usar productos de dudosa procedencia también puede ocasionar otros problemas como:

  • Dermatitis o enfermedades cutáneas como el acné.
  • Reacciones alérgicas y sensibilidad.
  • Pérdida de los aceites naturales de la piel.
  • Manchas y obstrucción de los poros.
  • Pueden causar envejecimiento prematuro.

Imágenes: guapaalinstante.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *