¿Sombras en polvo o en crema? ¡Te ayudamos a elegir!

A la hora de escoger un producto de maquillaje, tenemos que tener en cuenta cuál es el que mejor se adapta a Nosotras. En este caso nos centramos en la cosmética dedicada a embellecer nuestra mirada.  Hablamos por supuesto, de las sombras de ojos, un tipo de cosméticos que no podemos dejar escapar y que dependiendo de lo que más nos guste, se encuentran en dos versiones: las sombras en polvo y aquellas que tienen formato crema o mousse. ¿Pero cuál escogemos? Os lo contamos.

sombras-de-ojos

Las sombras en polvo son la mejor opción para aquellas mujeres clásicas que no desean innovar demasiado en cosmética y que no quieren que las novedades lleguen a sus estuches beauty, sino que simplemente desean que sus looks sean los de siempre sin más complicaciones. 

También son mejores este tipo de sombras si no somos demasiado mañosas con un ‘pincelito’ y nos gusta tener una cobertura que no sea demasiado uniforme, haciendo diferentes efectos de degradado y fundiendo distintos colores. Lo único negativo de este tipo de sombras es que es más fácil que se estropeen o se retiren, o incluso que se esparzan. ¿A quién no le ha pasado lo de escampar una sombra de ojos por todo el suelo de la habitación?

sombras

Por otro lado, las sombras en crema o mousse son más adecuadas para aquellas mujeres que han querido reinventarse un poco en cuestión de sombras de ojos y ahora optan por un formato que no admite medias tintas, que es suave y a la vez potente.

Lo bueno es que es fácil de conservar, si se nos cae al suelo es recuperable. El inconveniente es que es más complicado conseguir un efecto degradado de colores. La clave será escoger una paleta de sombras en crema muy variada para no arriesgarnos con mezclas.

Imágenes: Cuidado de la piel / Rojo de fassi 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *