Rutina de belleza básica en 5 pasos

A día de hoy quien no tiene una rutina de belleza es porque aún no sabe los beneficios que tiene para la piel. La piel del rostro está sometida cada día a todo tipo de factores externos que la hacen vulnerable si no la cuidamos y la protegemos. La polución, el tabaco, la humedad, el frío y el calor, la alimentación que llevamos, el maquillaje…Todo influye. Para que nuestra piel no envejezca antes y pierda su textura y luminosidad es importante establecer unos cuidados básicos como los que te contamos a continuación:

1# Limpiar: la limpieza facial es el primer paso para tener una piel luminosa y bien cuidada. La polución, el sudor del día, el maquillaje…Se aucmulan obstruyendo los poros de nuestra piel. Si no los retiramos se convierten en puntos negros y granitos, además de restarnos luminosidad. Para una buena limpieza facial solamente necesitamos un buen gel limpiador o leche limpiadora. También podemos limpiar con agua micelar y retirar los restos con un algodón. Lo importante es que limpiemos bien nuestra piel de todas las impurezas que hayan podido formarse al largo del día, y que lo hagamos cuando nos levantamos y antes de acostarnos.

2# Exfoliar: la exfoliación de 1-2 veces por semana también es básica. Así como cada día es recomendable retirar las impurezas de nuestro rostro para evitar la obstrucción de nuestros poros, también es recomendable que una vez por semana hagamos una exfoliación para provocar la regeneración de nuestra dermis. Lo recomendable es aplicar el producto y efectuar suaves movimientos circulares con la piel húmeda. La exfoliación es como efectuar una limpieza profunda que permite retirar la primera capa de impurezas y células muertas, activando la regeneración natural.

Para pieles mixtas recomendamos la Crema Limpiadora Exfoliante Reequilibrante de Nuxe, una crema exfoliante con principios activos naturales bio, tan suave que se puede usar a diario. Tiene extracto de arándano rojo – conocido por sus capacidades antibacterianas -, extracto de proteína de almendra – para reforzar las defensas naturales – y ácido hialurónico – ideal para borrar con suavidad las imperfecciones y rugosidades de la piel.

3# Purificar: Los granitos, espinillas y puntos negros son más típicos de la adolescencia, pero muchas veces nos aparecen por una limpieza de piel incorrecta. Para lucir una piel bien cuidada, después de la limpieza y la exfoliación, recomendamos aplicar una mascarilla detoxificante de 1 a 2 veces por semana. ¿Nuestra recomendación? Prueba con la Mascarilla detox orgánica de Mádara hecha con arcilla natural rica en aminoácidos y minerales. Lo que permite esta mascarilla es eliminar toxinas, cerrar poros y limpiar en profundidad, permitiendo que la piel esté equilibrada y libre de impurezas.

4# Tonificar: Este proceso es igual de importante en nuestra rutina de belleza. Cada día, después de la limpieza facial debemos aplicar con un algodón el tónico, para una mejor hidratación y absorción de los nutrientes. Lo que conseguiremos será relajar, refrescarmejorar el aspecto de nuestra piel, ya que el ácido cerrará los poros, además de eliminar la grasa y toxinas de nuestra piel. Debemos aplicar el tónico con un algodón preferiblemente delgado, solamente poniendo unas gotas del producto y pasándolo suavemente de adentro hacia afuera, con un movimiento tipo barrido.

5# Hidratar: el agua es un elemento vital de nuestra piel, y para que nuestra piel esté saludable debemos hidratarla. Para finalizar con la rutina de belleza, recomendamos aplicar un sérum hidratante antes de la crema de día o la crema de noche, dependiendo del momento. Lo que permite el sérum es preparar mejor la piel para la absorción de los activos posteriores.

¿A qué esperas en seguir nuestra rutina de belleza?

Imágenes: Mumona

Autor: Redaccion Nosotras

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *