Remedios caseros para tratar las estrías

Las estrías son una de las cuestiones estéticas que más preocupa a las mujeres, aunque no son exclusivas de ellas, sí son más frecuentes entre las féminas. Pueden aparecer en la pubertad, tras aumentos y descensos de peso, en el embarazo, o en cualquier momento de la vida. Lo cierto es que siempre se está buscando cómo prevenirlas o reducirlas.

Si bien hoy en día existe una gran variedad de cremas y productos para tratarlas, nunca está de más conocer algunos remedios caseros para ayudar en su prevención y/o tratamiento, ya que favorecen la regeneración de la piel.

Azúcar

Aunque su consumo debe ser más que moderado, ya que no es saludable, esto no significa que no tenga otros usos que sí puedan ser de beneficio. Su textura es ideal para preparar un exfoliante natural que ayude a disminuir las células muertas y mejore el aspecto de las estrías. Toma nota cómo hacerlo.

No dejes de usar este gran aliado para tu piel

Ingredientes: una cucharada de azúcar (10 gr), una cucharada de zumo de limón (10 ml) y una cucharada de aceite de almendras (15 gramos). ¿Cómo prepararlo? Vierte el azúcar en un recipiente y mézclalo con zumo de limón. Añade entonces el aceite de almendras y forma una pasta espesa. Aplica el producto resultante sobre la zona a tratar, con suaves masajes circulares y deja actuar unos 15 minutos. Enjuaga bien. Repite el tratamiento tres veces a la semana.

Aloe vera

Como en muchos otros asuntos relacionados con la piel, el aloe vera está más que indicado. Conocido por nutrir y restaurar la piel, sus antioxidantes y compuestos hidratantes favorecen la regeneración celular y la reducción de las estrías. ¿Qué necesitas? media taza de gel de aloe vera (100 gramos) y dos cucharadas de aceite de oliva (28 gramos).

Preparación: Toma la cantidad necesaria de hojas de aloe vera, realiza un corte longitudinal y extrae de su interior el gel de aloe vera, lleva al vaso de la licuadora junto con el aceite de oliva y procesa unos minutos. Asegúrate que resulte en una combinación homogénea, aplica sobre las zonas y deja actuar 20 minutos. Aclara con agua tibia y repite su uso diariamente.

aloe_vera

Aceite de almendras dulces

Es un aceite esencial que aporta altas dosis de vitamina E, la que aumenta la elasticidad y la firmeza de la piel. Se puede combinar con aceite de oliva para potenciar sus beneficios. Ingredientes: media taza de aceites de almendras (112 gramos) y un cuarto taza de aceite de oliva (56 gramos).

¿Qué hacer? Mezcla ambos aceites en un frasco y utiliza la cantidad que necesites para aplicar sobre la zona alterada. Toma un poco directamente con las manos y frota haciendo ligeros masajes sobre la piel. Repite su aplicación a diario, por las noches.

Imágenes: estiloconsalud.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *