Remedios caseros contras las uñas frágiles

Las uñas son parte importante de nuestras manos y de nuestra carta de presentación: ¿a quién no le gusta tener uñas fuertes, prolijas y en buen estado? Si últimamente estáis teniendo problemas con las uñas, las sentís frágiles, que se quiebran o con astillas, además de chequear tu alimentación, también podréis probar con estos dos remedios caseros y totalmente naturales para fortalecerlas.

En principio, es menester recordar que, como en todo, la alimentación cumple un rol esencial: aseguraos que estáis consumiendo suficiente calcio, hierro, cinc y vitaminas A y B, todos nutrientes necesarios para la formación y fortaleza de las uñas. Una de las principales señales de que os está faltando calcio es la aparición de pequeñas manchas blancas en las uñas, sobre todo en la zona cerca de las cutículas, así que a estar muy atentas a esto.

Pero también puede estar sucediendo que algún otro desequilibrio en el organismo esté debilitando las uñas: el padecer anemia, reumatismo o problemas en la glándula tiroides también puede reducir la calidad de las uñas, así como el pasar por una depresión o por cualquier otra enfermedad.

Además de las cuestiones internas, existe una multitud de otros factores externos que también pueden influir, y mucho: los productos de limpieza fuertes, la lejía, el contacto prolongado con el agua o incluso el hecho de abusar de las lacas son factores que no sumarán a la hora de mantener las uñas sanas y fuertes.

nails

#1 Remedio de aceite y limón

Un primer remedio para fortalecer las uñas vía externa es a base de aceite de oliva, con excelentes propiedades, y limón. En este caso, solo necesitaréis de una cucharadita de aceite de oliva virgen y una cucharadita de zumo de limón recién exprimido. Mezclad ambos ingredientes en un pequeño recipiente o cuenco, lavad y secad bien tus manos y coloca allí la parte superior de tus dedos, un rato antes de ir a la cama.

Dejad que actúe un rato y practicad pequeños masajes para ayudar a que penetre bien. No enjuaguéis, solo dejad que se absorba bien. El consejo es repetir este tratamiento al menos tres veces a la semana.

#2 Remedio de vinagre, aceite y cerveza

Otra combinación nutritiva y posible para hacer y tratar de manera natural las uñas es con una cucharada de cerveza, una de vinagre de manzana y la misma proporción de aceite de oliva. Al igual que el anterior, mezclad bien hasta que resulte un líquido homogéneo e introducid los dedos allí, previo lavado y secado. Dejad actuar unos 15 minutos y enjuagad con agua tibia.

Imágenesweddingonline.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *