¿Cómo recuperar el colágeno de la piel?

El colágeno es una proteína segregada por las células del tejido conjuntivo. La salud de nuestra piel está directamente ligada al mismo, por ser el encargado de proteger las estructuras de nuestro cuerpo y formar una barrera ante las toxinas y agentes externos. Su carencia provoca una falta de firmeza e incrementa la flacidez y el envejecimiento.

Factores que aceleran la pérdida de colágeno

  • Exposición al sol sin protección adecuada.
  • El estrés.
  • La falta de producción hormonal que se presenta durante la menopausia y el envejecimiento.
  • Problemas de salud con tratamientos que evitan la absorción de algunas vitaminas y minerales.

¿Cómo estimular la producción de colágeno?

Para producir colágeno e incentivar la proteína en el organismo, debes consumir algunos alimentos como:

1# Los cítricos: aconsejables por la vitamina C, están en las naranjas, el tomate, el melón, la sandía, o las fresas. Los que nos ayudarán a lucir una piel tersa y suave y con brillo son los limones, los kiwis, los pomelos y las limas.


2# Pescado: tiene gran cantidad de proteínas y gran concentración de omega 3 que se encuentra en el salmón y en el atún, y protege la membrana adiposa alrededor de las células de la piel.
3# Gelatina: está compuesta en un 90% por los derivados de la proteína del colágeno, y es baja en calorías. Eso sí, contra menos azúcares contenga mucho mejor.


4# Verduras: el repollo, las berenjenas, la escarola o las espinacas son excelentes para la producción del colágeno.
5# Alimentos ricos en lisina: como las patatas, las algas y o la levadura de cerveza. Agrega en tu dieta semillas de lino y frutos secos, que son fuentes de ácidos grasos insaturados que promueven la producción de colágeno.

Recomendaciones

Si además de añadir algunos alimentos en tu dieta, quieres  completar la rutina aplicándote algún producto, te recomendamos que uses cremas con vitamina C o con retional, que promueven la producción de colágeno.

También te irá muy bien exfoliar tu piel – como mínimo una vez  a la semana- para eliminar las células muertas y favorecer la creación de células nuevas. Y por último, hidrata muy bien la piel. Consumiendo al menos 2 litros de agua al día y aplicando una mascarilla nutritiva al menos una vez a la semana de acuerdo con tu tipo de cutis, mejorarás muchísimo.

Es recomendable realizar un tratamiento desde adentro hacia afuera, para que te asegure los mejores resultados. Llevar una dieta equilibrada en nutrientes y practicar ejercicio físico para fortalecer los huesos.

Imágenes: Pinterest, Novabel, Natursan, Mejor con Salud.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *