Receta de Té milagroso: embellece por dentro y por fuera

El té, idolatrado por los ingleses y usado como remedio casero desde hace años puede ser uno de tus mejores aliados.
Dice la leyenda que en plena época imperial las reglas sobre salud obligaban a cocer el agua antes de consumirla para evitar enfermedades. Un monje esperaba a que su copa se enfriara en un jardín cuando unas hojas cayeron de un árbol cercano. El líquido transparente inmediatamente cambió de color. Extrañado se arriesgó a probarlo y su sabor le encantó. El árbol fue bautizado como árbol de té.

Su composición de polifenoles, vitaminas, antioxidantes, sales minerales, cafeína y flúor lo convierten además en una bebida sana.

Coge tu té favorito, añade un par de cucharadas de vinagre de manzana y otras dos de miel natural de abeja. Con esta sencilla receta tendrás un té rico y efectivo.

El vinagre de manzana es muy positivo para combatir la caspa, darle brillo al cabello, perder peso, rejuvenecer o aliviar la acidez. La miel por otra parte es genial para el insomnio, la indigestión, fortalece el corazón, actúa como laxante suave y controla el peso.

Por eso tanto la ingesta de este té tiene entre otros efectos beneficiosos favorecer la memoria, evitar la caída del cabello o regular el transito intestinal. También se puede aplicar a modo de pomada, por ejemplo, sobre varices, creando efecto calmante y mejorando visiblemente hinchazones… Y además está delicioso.

Autor: Ana Belen Pacheco redactora freelance

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. ES CIERTO ESTE TE ES BUENO. DEBO CONFESAR QUE LO PREPARE CON MUCHAS DUDAS

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *