Prueba estos remedios caseros contra la celulitis

La celulitis o “piel de naranja” afecta a la gran  mayoría de la población femenina, aunque no exclusiva de las mujeres, sí es muchísimo más frecuente entre ellas. Una predisposición genética, las hormonas, malos hábitos de vida y el sedentarismo se ubican entre los factores más determinantes.

Si bien es muy difícil de erradicar por completo, si existen cremas y productos que ayudarán a combatirla. En esta ocasión, te contamos tres tratamientos caseros que podrás hacer fácilmente en tu hogar que, con constancia y perseverancia, podrán ser de gran ayuda.

#1 Un buen masaje con aceite anticelulitis

Los masajes en las zonas afectadas son de gran beneficio ya que ayudan a incrementar la circulación sanguínea y a reducir así los líquidos y toxinas acumuladas, que dan lugar a la “piel de naranja”.Básicamente, para hacer los masajes necesitarás combinar dos aceites: el de oliva – una cucharada – y de enebro – igual proporción -.

¿Qué hacer? Combina ambos aceites y aplica en las áreas a tratar. Comienza los masajes haciendo una leve presión con los nudillos y las yemas de los dedos. Haz movimientos circulares y ascendentes. Repita cada noche hasta que veas resultados.

celulitis

#2 Cola de caballo

De todas las hierbas y plantas, la cola de caballo es una de las más conocidas para tratar la celulitis. Su consumo regular es una buena práctica para incorporar. Sus propiedades diuréticas y desintoxicantes favorecerán la eliminación de toxinas y desechos, al tiempo que mejorará la circulación sanguínea.

¿Qué necesitas? una cucharada de cola de caballo seca y una taza de agua. Paso a paso: solo deberás colocar el agua a hervir y una vez llegue al punto de ebullición, añadir la cucharada de cola de caballo. Deja reposar unos 15 minutos y consume. El consejo es beber a diario o, como mínimo, tres veces a la semana.

#3 Crema casera anticelulitis de café

La cafeína contiene compuestos antioxidantes de gran interés para tratar esta condición, promoviendo la eliminación de células muertas y reduciendo los hoyuelos en la piel.

Ingredientes: una cucharada de posos de café (es decir, la borra que queda en la taza tras beberlo) y dos cucharadas de aceite de coco. ¿Qué hacer? Mezcla el aceite de coco con los posos de café hasta obtener una pasta exfoliante. Antes de ducharte, frota este producto sobre las zonas afectadas y deja actuar 10 minutos. Masajea bien, enjuaga y repite al menos tres veces por semana.

Imágenes: consaludyvida.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *