Problemas de la piel típicos del invierno

 La piel se vuelve más sensible  en invierno  por lo tanto debemos protegerla al máximo. Los cambios bruscos de temperatura, los ambientes excesivamente secos debido a la calefacción, el viento y el frío provocan que la circulación sanguínea sea más lenta, los capilares se contraigan y aparezcan manchas rojizas alrededor de la nariz pómulos y mejillas.

La piel se vuelva tirante, opaca, y sin vida. Es importante reconocer los síntomas de los problemas típicos de la piel en invierno, y protegerla a tiempo para seguir manteniendo una piel saludable en cualquier época del año.

Los problemas más comunes de la piel en invierno y sus soluciones

  • Piel escamosa: El frío, el viento, la baja temperatura, quita la humedad natural de nuestra piel y ayuda a evaporar rápidamente los aceites naturales que ella produce. Se descama, se vuelve seca y tirante, por lo que es importante utilizar un exfoliante suave una vez por semana para evitar la irritación. Después de aplicar una buena crema hidratante, es indispensable que hidrates  tu cuerpo correctamente. Puedes agregar en tu dieta apio, pepino, semillas de linaza, que ayudarán a tu cuerpo a retener la humedad.
  • Labios agrietados: Es una de las zonas que más se resiente por ser muy sensible a los cambios de temperatura. La piel de los labios es muy delgada y si no los tratas, pueden tener tendencia a adquirir  infección y aftas bucales. Además de beber agua durante el día, debes aplicar protectores labiales en forma de crema o barra que van ayudar a hidratarlos. Puedes aplicar sábila, que tiene propiedades antiinflamatorias y antibacteriales para proteger y aliviar tus labios.

  • Manos resecas y cuarteadas: Las manos se encuentran muy expuestas a las bajas temperaturas, por lo que es muy común que la piel se reseque y se cuartee por el frío. Es indispensable usar guantes y abundante crema humectante que debes aplicar varias veces al día.

  • Daño solar: Según los dermatólogos es un error relajarnos ante la ausencia de sol en invierno. Es importante aplicar una crema con factor de protección con factor 20, que nos ayuda a prevenir el envejecimiento cutáneo y la aparición de manchas. El protector solar debe ser utilizado en todas las temporadas del año. Es una manera de prevenir enfermedades de piel, arrugas, otros problemas cutáneos, y proteger el rostro siempre.

Imágenes: Actitud Fem, Doctissimo, San Antón Belleza.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *