Maquillaje de escándalo ¡Detalles expertos para marcar diferencia!

Los maquilladores profesionales están de acuerdo: con un toque de máscara de pestañas, un poco de rubor en las mejillas y brillo en los labios conseguimos transformar nuestro rostro. Por eso, a continuación te descubrimos pequeños gestos con los que lograrás grandes resultados en un instante.maquillaje-ojoMirada de cine

Ojos más grandes: la clave para lograr una mirada más abierta está en las pestañas. Lo primero es darle forma manualmente con un rizapestaña. De este modo, quedarán más definidas y espaciadas entre sí. A continuación, varias capas de máscara, tanto en las de arriba como en las de abajo. ¿El truco? Péinalas para que no queden apelmazadas.

Mirada más iluminada: para conseguir lucir una mirada con mucho potencial, aporta un ligero toque de luz en la zona del lagrimal. Para ello, aplícate un lápiz en tonos blancos, o si lo consideras muy arriesgado, en verde claro. ¡Lo notarás!

Mirada felina: para conseguir una mirada rasgada, los maquilladores lo tienen claro: el   eyeliner es su arma eficaz. Si eres de las que le tiembla el pulso al trazar la línea, utiliza mejor un lápiz cremoso a ras de pestañas superiores y difumínalo bien hacia el exterior.

“Smoky eyes” simplificado: no te compliques para conseguir unos ojos ahumados. Lo más sencillo es optar por una única sombra en el color que hayas elegido, y aplicarla después con la ayuda de las yemas de los dedos. Extiéndelo a ras de pestañas, y con cuidado, difumínalo hacia arriba. Si quieres resaltar más tu mirada, intensifica los ojos con un trazo de eyeliner.

Rostro de porcelana

Bases según la piel: si tu rostro tiende a presentar imperfecciones con frecuencia, utiliza un maquillaje de textura densa, ya que cubrirá mejor todas las zonas afectadas y logrará disimularlas. Aplícatelo directamente con las manos y posando los dedos sobre la piel. Si, en cambio, disfrutas de una piel homogénea, emplea una base ligera e hidratante para conseguir unificar todo el rostro. Al rostro-maquillajeaplicártelo, desliza el dedo para  igualar el tono.

Afina tu rostro: con la ayuda de los polvos bronceadores podemos “dar” forma a nuestro rostro. Si te quejas de tener una cara ancha o muy redondeada, prueba a aplicarte los polvos justo debajo del hueso malar. ¡Conseguirás disimularla! Si no tienes polvos bronceadores, sustitúyelos por un colorete terracota.

Ensancha tu rostro: si por el contrario, tu problema es que tienes la cara “chupada” y deseas dar más vida a tu rostro, ponte un poco de blush en los mofletes. Mejor en tonos rosados. ¡Funciona!

Acorta tu nariz: para no dar la sensación de una nariz más alargada, no apliques nunca el iluminador en la zona que va desde el entrecejo hasta la nariz.  Sin embargo, para conseguir un brillo más natural, prueba a echarte unas gotitas en los laterales de la nariz.

maquillaje-maxfactorBocas de cine

Color intacto: para que tu labial se mantenga impecable por más tiempo, aplícalo con pincel para que penetre más el color. Si no te convence, siempre puedes probar un truco que no falla: aplicar antes la base de maquillaje sobre tus labios.
Colores 2013: este nuevo año se caracteriza por la textura mate en colores irresistibles como el rojo, fucsia o naranja.  Eso sí, no dejes de lado el color nude, porque esta temporada predomina en grandes dosis.

Imagen: Max Factor

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *