Por qué nunca deberías compartir tus cosméticos

Recreamos la situación: sábado noche con tu mejor amiga justo antes de salir. Seguro que estáis en el baño dándoos los últimos retoques al maquillaje y peinado para ir de cena y a bailar. Y justo sucede la frase: ‘¿Me dejas el rímel? Es que se me ha olvidado. Te cojo también el pintalabios rojo, ¿vale? Es que me encanta.’ Seguro que lo siguiente que sucede es que simplemente una de las dos coge los cosméticos de la otra y se lo aplica sin más. Te vamos a contar la realidad sobre por qué los cosméticos de maquillaje es algo que NO se puede compartir.

  • Gérmenes. Al igual que no dejarías que alguien se lavara los dientes con tu cepillo, porque es algo que podría interferir en tu salud bucal o en la de la persona a la que se lo prestas, pues lo mismo sucede con la cosmética. Los gérmenes están en todas partes, y una cosa son los propios y otra los ajenos.
  • Conjuntivitis. Algo que puede pasar si nos dejamos los lápices de ojos y las máscaras de pestañas, llevándolos de unos ojos a otros y siendo muy perjudiciales para todo el que lo utilice.
  • ‘Boqueras’, llagas o calenturas en los labios. Si dejas que tus amigas cojan tus pintalabios y perfiladores, y tú haces lo propio con los suyos, podréis tener un problema de pasaros ‘calenturas’ de los labios si sois propensas a que os salgan. Puede que no lo tengáis en ese momento, pero siempre está ahí.
  • Bacterias. Al hilo del primer punto se encuentran las bacterias, que se acumulan sobre todo en las brochas que usamos para el maquillaje. Recuerda que siempre debes limpiarlas, tanto las faciales, como aquellas que sirven para maquillar los labios, dar forma a los pómulos, iluminar el rostro o hacer contouring…

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *