Melena abundante ¡Stop a la caída del pelo!




a

a


Son muchas las razones que pueden hacer que cada día perdamos más pelo de lo normal. Pero también hay muchas soluciones para este problema, Nosotras te las damos.

Es normal que a diario nuestro se caiga, dando paso a la salida de nuevas hebras. Pero cuando vemos que la mitad de nuestra cabellera se queda en la ducha o en el cepillo, es momento de actuar y revisar cuáles son las posibles razones para que esto ocurra.

Para comenzar la alimentación es clave, si estás llevando una dieta pobre en nutrientes, con pocas frutas, vegetales, aceites esenciales como el Omega 3 y vitaminas como la E, es normal que tu cabellera no sea todo lo abundante que debería. Comer sano  y balanceado es una de las mejores formas de mantener nuestro pelo y piel hermosos y saludables.

Al mismo tiempo controlar el estrés y el nerviosismo resulta fundamental, pues existe un tipo de calvicie generada por estos factores, que puede hacer que el volumen de tu melena se reduzca de forma importante. Nosotras te invitamos a hacer ejercicio y practicar actividades desestresantes como el yoga, el pilates o la meditación. Deja a un lado la tensión y entra en contacto contigo misma para mejorar tu salud de pies a cabeza.

Cuando laves tu pelo evita hacerlo con agua demasiado caliente, pues ésto solo hace que los poros de tu cabeza se abran más haciendo que las hebras se caigan fácilmente ante el menor tirón. No peines tu dentro de la ducha parar desenredarlo, en ese momento está más vulnerable y al hacerlo solo conseguirás que se caiga más. Es conveniente usar productos especiales para la caída del cabello, y evitar tocarlo constantemente o tirar de él. Coletas y todo tipo de accesorios que ejerzan presión en tu cabeza y halen tu melena deben ser erradicados.

Además puede ser útil añadir un buen complemento vitamínico a tu dieta, en especial los de vitamina E u Omega 3, para ayudarte a fortalecer la melena y reducir su caída. Si luego de poner en práctica éstas recomendaciones la caída excesiva continua, te recomendamos visitar a tu dermatólogo.

Imagen: imagerolls.com.



Etiquetas: