Manchas de sol en la piel ¡Consejos para evitarlas!

Con el verano llega el buen tiempo y, para muchas de Nosotras, los días de relax. Los signos más visibles de esta estación del año son los alegres colores en la moda y el color dorado de nuestra piel que lucimos con tanto orgullo.

Obtener un buen bronceado es, posiblemente, uno de los objetivos principales de muchas de nosotras a la hora de comenzar las tan ansiadas vacaciones estivales.

Sin embargo, debemos tener cuidado con la hiper-pigmentación, la cual se presenta cuando las células bajo la epidermis, llamadas melanocitos, son activadas produciendo un exceso de pigmentación en la piel y causando esas feas manchas capaces de tornarse en peligrosos melanomas o dar un aspecto desigual a nuestra piel.

Distintos factores contribuyen a la aparición de una hiper-pigmentación como la alteración de las hormonas debido a una ingesta de ciertos medicamentos o cambios hormonales típicos del embarazo; un exceso o sensibilidad a ciertos antibióticos; fumar regularmente; una deficiencia de vitamina B12 o la exposición a un exceso de polución de las grandes ciudades.

Pero el principal factor detrás de la aparición de la hiper-pigmentación es sin duda alguna una excesiva o irresponsable exposición a los rayos solares. La mayoría de la gente suele subestimar los daños que el sol puede causar no sólo en nuestra piel sino también en nuestro organismo.

Aparte de las arrugas y manchas causadas por una alteración de los niveles de melanina en la piel, un exceso de sol o tomar el sol de manera irresponsable puede causar diferentes tipos de cáncer de piel. Además, el sol puede reducir los niveles de elastina y colágeno en la epidermis, haciendo que nuestra piel parezca cansada y sin vida mientras los signos visibles de la edad se aceleran.

Los efectos dañinos que el sol causa en nuestra piel son muy fáciles de prevenir siguiendo unos sencillos pasos.

Protege tu piel: Toda precaución es poca a la hora de tomar el sol y para ello utilizar una protección solar adecuada para cada tipo de piel es fundamental. Es más el protector debería utilizarse siempre que se salga a la calle con ropa ligera durante días de sol.

Asegúrate de extender bien el producto, el cual no debería tener un filtro solar de menos de SPF15, por toda la zona expuesta al sol sin olvidarse de áreas como hombros, cuello, pies y manos. Por añadidura, la piel es un órgano con memoria y cualquier daño causado en la epidermis, aunque no sea visible en ese momento, tarde o temprano acabará por mostrarse.

Aliméntate adecuadamente: Los componentes encontrados en muchas verduras y frutas protegen la piel contra los daños del sol, ya que, limpian el organismo de radicales libres mientras aportan una gran cantidad de antioxidantes que refuerzan la epidermis y evitan la aparición de manchas. Además, las frutas y verduras son fuentes naturales de las vitaminas necesarias para evitar las manchas en la piel: vitamina A, C, E, B6 y B12.

Mantenga su piel hidratada: Una buena hidratación de la piel es fundamental durante todo el año pero especialmente durante los días de verano. Para ello es recomendable beber abundante líquido, especialmente agua sin gas, e hidratar la piel exteriormente con la ayuda de cosméticos apropiados.

Cuidados cosméticos: Es altamente recomendable mimar nuestra piel con tratamientos profesionales de estética como limpiezas faciales y exfoliantes que arrastran todas las células muertas y renuevan la piel.

Vigile sus pecas y lunares: Si tienes la piel clara, las pecas, lunares y manchas aparecerán con más asiduidad. Aunque las pecas y lunares no son peligrosos en sí, definitivamente son un signo de daño solar y necesitan ser revisados con regularidad y extra protegidas con bronceadores con filtros solares más elevados.

Si ya tienes manchas y deseas reducir el aspecto de las mismas, existen diferentes tratamientos y cosméticos en el mercado, especialmente aquellos ricos en colágeno, que te ayudarán en tu objetivo de reducir el aspecto y tamaño de las manchas. Consulta a tu dermatólogo o en su centro de belleza sobre las diferentes alternativas.

También existen remedios naturales como la miel y el yogur que reducen el tono de las manchas, mientras que, una hierba disponible en herbolarios llamada gotu kola es capaz de reforzar la piel internamente aumentando la producción de nuevas células y, con ello, previniendo la aparición de nuevas manchas cuando se toman infusiones regularmente.

Autor: Miriam Brandom

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. ´´ INCREIBLE,,,GRACIASSS ´´

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *