Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

El truco infalible para recuperar labiales antiguos

Ahora que llega el verano, somos muchas las que rescatamos labiales del año pasado y nos encontramos que alguno está roto o medio derretido por el calor y los meses. Hay varios trucos para aprovechar estos labiales, pero hoy explicaremos uno de ellos que nos ayudará a ahorrar un dinero extra en comprar nuevos colores. ¿En qué consiste este truco?

Consiste en trasladar – o depotar, como se suele decir-  los colores de los labiales a paletas vacías. Una vez trasladados, podremos aplicarnos el labial con un pincel e incluso mezclar varios colores. ¿Qué necesitamos?

  • Una paleta vacía, que podremos encontrar por internet, en perfumerías o tiendas de maquillaje, las hay de distintos tamaños y colores.
  • Alcohol para desinfectar todo lo que vayamos a usar para evitar las bacterias que nos puedan crear infecciones.
  • Un cuchillo, nos servirá para acabar de cortar el labial dañado.
  • Discos de Algodón o papel: Transformar un labial en barra a labial líquido suele ser un proceso que mancha mucho, por poco pigmentado que sea el color, así que recomendamos usar algún soporte de papel.
  • Una vela, que nos servirá para fundir la cera del labial.
  • Una cuchara sopera, que ayudará a pasar de la barra a la paleta

paleta labiales nosotras

 

Una vez tengamos todo a nuestra disposición, desinfectaremos con el papel o discos de algodón empapados de alcohol  la paleta, el cuchillo y la cuchara para esterilizarlo.

Abriremos la barra de labios y la giraremos hasta que quede visible todo el labial. Con el cuchillo, cortaremos por la base y lo ponremos en la cuchara, con la punta del cuchillo, acabaremos de quitar todo rastro de producto que quede en la barra.

Encenderemos la vela y colocaremos la cuchara cerca de la llama, sin llegar a tocarla y removeremos hasta que la cera quede completamente líquida y sin ningún grumo, aunque no debemos hacer que el líquido hierva.

Cuando ya tengamos nuestro antiguo labial en barra convertido en líquido, lo echaremos en la ranura de la paleta que hayamos escogido, pero lo haremos rápido, sino el líquido espesa muy rápidamente y moveremos un poco la paleta para que quede el líquido uniforme y esparcido dentro de su ranura.

Antes de repetir el proceso con el siguiente labial, haremos de nuevo el primer paso, desinfectar todos los utensilios para evitar bacterias y mezclas de colores.

Imágenes: Mymakeupreport, Telemundo

 

  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *