La lipotransferencia: La cirugía de aumento de mama más natural

La última tendencia en aumento de pecho es la naturalidad. Es frecuente que muchas mujeres busquen aumentar el volumen de su pecho, incluso mejorar su forma pero huyendo de tamaños XXL y buscando, cada vez más, una armonía estética con el resto del cuerpo. Si queréis saber cómo conseguir el volumen deseado de la forma más natural seguid leyendo porque os vamos a hablar sobre la técnica que lo logra.

La tradicional cirugía de aumento de pecho consiste en conseguir un mayor volumen mediante la colocación de implantes a través de una incisión en la axila, en la areola o en el pliegue mamario dependiendo del caso. Sin embargo, hoy en día también podemos utilizar como material de relleno, grasa autóloga, o lo que es lo mismo, de la propia paciente. La utilización de injertos de grasa no sólo proporciona volumen, sino también permite el modelado de la mama. A esto último se le conoce como lipofilling o lipotransferencia y consiste en extraer grasa de donde sobra y utilizarla como material de relleno en aquellas zonas corporales o faciales, en este caso el pecho, donde se desea un incremento de volumen.

La tercera alternativa es la combinación de implantes y grasa de la propia paciente. En mi opinión, ésta es la mejor técnica cuando se busca un aumento importante de volumen, pero una apariencia muy natural.

La intervención mediante la combinación de ambos materiales de relleno es la manera más eficaz de corregir la asimetría entre ambos pechos, pues el injerto de grasa propia consigue modelar la mama, modificando su forma y alcanzando aquellos puntos donde la prótesis “no llega” para mejorarlos. El remodelado del pecho es relativamente sencillo gracias a la gran plasticidad de la grasa. Además, la utilización de este material es ideal para incrementar el escote y producir la sensación de unos pechos más juntos.

El efecto de naturalidad que comentábamos se consigue suavizando los bordes de las prótesis con los injertos de grasa para que no se aprecien.

Así que ya sabéis las posibilidades a la hora de aumentar vuestro pecho, y también cómo hacerlo consiguiendo un aspecto de lo más natural. Con esta novedosa técnica las pacientes quedan muy satisfechas con el resultado, pero el cirujano siempre recomendará la más adecuada para el caso concreto de cada paciente, en base a sus características físicas y expectativas.

 

Aleixo Carballeira es miembro de AECEP y director de AC Cirugía Plástica

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *