La Henna, todo lo que siempre te has preguntado.

La henna es un tinte natural de pelo (color rojizo) se hace con la hoja seca y el pecíolo de Lawsonia alba Lam. El tinte se suele emplear en India, Pakistán, Irán y África del norte.

¿Por qué si es roja suele presentarse como negra siempre?

Sencillo, se consigue añadiendo Para-phenylenediamine o PPD. Este componente químico es altamente reactivo y puede provocar grandes alergias, dermatitis, quemaduras y cicatrices por eso es muy aconsejable que se use con mucho cuidado y asesorada, sobre todo si es natural. Ya hay productos que se tratan con colorantes artificiales que son mucho más seguros.

La Henna es especialmente recomendable para aquellas mujeres que tienen un pelo fino o sin volumen ya que aporta mucha vitalidad y energía que se refleja en un aumento de volumen. Además el cuero cabelludo graso es también un gran candidato ya que colabora a aislar y eliminar el exceso de sebo en el cabello.

La Henna se aplica en barros que fortalecen y refuerzan el pelo por los extractos de plantas que usan en la mezcla. Desintoxica el cuero cabelludo, elimina impurezas e hidrata.

Es un tinte natural que no decolora, por tanto no es permanente, se va con el tiempo. Se introduce en el pelo lo “mancha” de forma que no daña el cabello. Dura unos tres meses y permite una transición efectiva al color natural.

El tratamiento de coloración y barros suele tardar cerca de dos horas y tiene un precio de 45 euros, si sólo optas por la coloración natural puede salir por unos 25 o 35 euros dependiendo del color, la cantidad de pelo y el local elegido.

Autor: Ana Belen Pacheco redactora freelance

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *