La ‘french manicure’ invertida está arrasando, ¡atrévete!

Lo tenemos claro: si hay un clásico en cuestiones de belleza y más en concreto, en temas de uñas, es la manicura francesa. Sin embargo, como estamos en pleno boom de manicuras no podemos dejar de sorprendernos y tenemos que hablar de un tipo de manicura que ni siquiera pensábamos que existía: la french manicure… ¡al revés!

Si quieres saber cómo hacerte esta manicura francesa de forma inversa -haciendo que sobresalga la luna de la uña y no la parte en la que acaban los dedos- sólo tienes que leer esta sencilla guía. ¡Es más fácil de lo que crees y el resultado espectacular!

french-manicure-invertida

Lo primero que debemos hacer es elegir dos colores: el que irá en toda la superficie de la uña, y el que coloreará la parte superior. Una vez tenemos los dos colores escogidos, lo más importante será limar bien cada uña para que quede uniforme y no se nos enganche. Tanto pueden hacerse con una línea redonda como cuadrada, esto dependerá de lo que nos apetezca llevar. Después, una capa top coat para proteger a la uña de la coloración del esmalte, ¡y a crear!

manicura-francesa-invertida

Primero, debemos pintar toda la uña del color elegido para la base: puede ser rosa claro, nude, rojo o para las más atrevidas, un morado o burgundy. Después, ponemos las mismas tiras adhesivas que solemos usar para la manicura francesa normal, justo delante de la parte que queremos pintar, para que haga ‘freno’ del esmalte. Después, se trata de pintar por encima hasta justo la zona que ya no queremos que esté de este color. Si vemos que no ha quedado demasiado recta, es cuestión de arreglarlo con un palito. Por último, un poco de esmalte transparente nos ayudará que acaben de quedar espectaculares. En casa, fácil y rápido, ¿nos atrevemos?

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *