Hidratación y naturalidad en la piel, las claves del verano

La piel es nuestro escudo protector frente a las agresiones externas. Cuando llega el verano los rayos solares, el viento, las cremas protectoras y cualquier elemento externo suma agresiones, produciendo sequedad, manchas, descamación y en muchos casos, dermatitis estacionales.

 

Una de las tareas básicas de salud, pero también, por supuesto, de belleza, es cuidar de nuestra piel, que va a ser nuestro outfit principal hasta septiembre. Así pues, lo primero es ponerla a punto eliminando todas las impurezas acumuladas durante el invierno.

A la depilación realizada con tiempo para evitar irritaciones innecesarias, debe seguirle un buen peeling, cuanto menos abrasivo mejor – aunque esta característica va implícita en el tratamiento-. Bajo ningún concepto expongáis la piel al sol tras una depilación.

La piernas y los pies son las partes, además del escote, el rastro y las manos, que más sufren en el verano. Os recomiendo productos naturales para la higiene e hidratación. Desde jabones a mascarillas, pasando por lociones para el rostro y el cuerpo.

belleza_natural_1

No necesariamente debemos gastar mucho en productos de alta gama, bastará con encontrar la crema que contenga la proporción de grasa y agua adecuada para nuestra piel.

Para que nuestro organismo, por otro lado, lleve a cabo sus funciones, necesitamos mínimo dos litros de agua al día. Nos nutrimos de esta manera, a la vez que impedimos el envejecimiento prematuro. Esta cantidad no tiene porque estar presentada en forma líquida. Como se sabe, los alimentos contienen agua, en especial la fruta y verdura. La de temporada es óptima para hidratarnos.

Protección solar, siempre, de factor máximo, aunque estemos en la ciudad. El sol quema y deja recuerdo. Puede que en el momento no  nos parezca habernos quemado, pero las manchas e incluso lesiones más graves pueden aparecer al cabo del tiempo.

A la desnudez y la frescura, sólo le puede acompañar la naturalidad. En verano, la estética pide sencillez, teniendo en cuenta que ese bronceado acapara casi el 90% de nuestra puesta en escena.

Si decidimos realizarnos algún tipo de tratamiento estético, como la mesoterapia para iluminar y dar volumen a alguna zona del rostro o el escote, debemos procurar no exponernos al sol inmediatamente después. Dejemos pasar unas horas para evitar riesgos innecesarios.

Si vais a estar en la ciudad, no hay problemas con las intervenciones estéticas de mayor calado, siempre teniendo en cuenta que el sudor complica un poco la cicatrización.

Si lo que os apetece es un retoque facial, recordad las nuevas técnica menos invasivas, como el minilifting, que , con un postoperatorio ofrece fantásticos resultados en la remodelación del óvalo facial.

8947€ALTA

Moisés Martín Anaya es cirujano plástico y estético. Licenciado y Doctor Cum Laude por la Universidad de Salamanca, dirige la Clínica Moisés Martín Anaya y ejerce como especialista en el Hospital Virgen de la Paloma, en Madrid.

Imágenes: Pinterest

Autor: Moisés Martín Anaya

mranya!7845

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *