Factores que aceleran el envejecimiento, ¡evítalos!

La salud y calidad de la piel dependen de muchos factores: de la vida que llevemos, la dieta, la herencia y muchos más, pero también de los hábitos que tengamos, los cuales, a veces, nos pueden jugar en contra y no lo sepamos. Más allá del estrés, el cansancio, la mala alimentación y el mismo paso de los años, hay ciertos hábitos que estén acelerando tu envejecimiento y quizás los desconozcas.

#1 Tabaco

El fumar es malo, y desde donde se lo mire. Si afecta tu salud y tus pulmones, también afecta tu piel. Los tóxicos presentes en el cigarrillo también provocan envejecimiento prematuro, afectando la salud y la apariencia de la piel. Las arrugas aparecen a más temprana edad y son más pronunciadas. Y como si esto no fuera ya suficiente, también reseca el cabello y oscurece los dientes.

#2 Abusar del maquillaje

Si bien el maquillaje es un aliado de las mujeres, el abusar de él, el no usar productos de calidad y el no limpiar el rostro como corresponde, puede jugar en contra. El maquillaje va llenando los poros de la piel de suciedad e impurezas, lo que puede llevar a la aparición de granos y puntos negros, y desmejorar su aspecto. Recuerda limpiar el maquillaje por las noches e hidratarlo. tanto de noche como de día.

protectores-solares

#3 Olvidar el protector solar

Debes proteger la piel siempre: esto significa, no solo en verano o cuando vayas a la playa, sino cada día. Los rayos del sol inciden los 365 días del año, esté soleado o nublado. Si bien el sol es necesario para la vida y para metabolizar la vitamina D, algunos de sus rayos son nocivos para la piel, así que habrá que protegerla con un filtro adecuado. La sobreexposición solar es uno de los factores más importantes del envejecimiento prematuro.

#4 Dormir poco

El descanso, en tiempo y forma, es esencial para la salud, y también para la piel. Durante el sueño, la piel se regenera y se recupera. Respecta cada noche al menos de 7 a 8 horas de sueño reparador.

dormir

#5 Mala alimentación

Además de una hidratación correcta, los alimentos que ingerimos pueden hacer la gran diferencia. Deja de lado las grasas y la comida basura, y has de las frutas y hortalizas un pilar de tu dieta. Reduce al mínimo posible las carnes rojas y las harinas refinadas, y consume más bien proteínas vegetales y granos integrales.

#6 Sedentarismo

Di adiós al sofá y a la televisión, y ponte más en movimiento. La recomendación es realizar ejercicio físico a diario para mantener un cuerpo ágil y estilizado, además, la piel también se verá beneficiada ya que al hacer gimnasia se eliminan toxinas.

Imágenes: usnews.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *