Errores de maquillaje que nunca deberías cometer

El maquillaje es un gran aliado de las mujeres: a la hora de ponernos guapas, una buena base, un maquillaje en los ojos y en la boca, un poco de rubor, y el resultado puede ser muy prometedor para lucir espléndidas y renovadas. No obstante, hay que saber hacerlo y, no solo eso, sino maquillarse de acuerdo a nuestro tipo de rostro o características propias: ciertos errores en el make up pueden hacer el gran cambio y hacernos pasar de divas a -cuanto menos-  poco presentables.

En este artículo os proponemos conocer cuáles son algunos de los errores más frecuentes a la hora de aplicar el maquillaje. Desde la prebase hasta el acabado final, estos consejos os ayudarán a mejorar el maquillaje.

La prebase: ¿cuándo aplicarla? ¿cómo hacerlo? La función de la prebase es de servir de primera base y de fijar el maquillaje para prolongar su duración. Podréis encontrar prebases para todo el rostro o bien ya para determinadas zonas de la cara, como los párpados o para la zona T. Se deberá aplicar al principio del maquillaje.

maquillaje

Luego, la base de maquillaje: para que la base quede bien y no parezca que tenemos una careta, lo básico será acertar con el tono adecuado de la base, según nuestro color de piel. Si no estáis segura de qué tono comprar, podéis solicitar probar un poco antes en la piel a la altura de la mandíbula.  Así comprobaréis que queda bien y que se funde con la piel, sin resaltar ni ser demasiado notoria.

Si bien los ojos son clave y una mirada iluminada queda de mil maravillas, habrá que tener cuidado de no sobrepasarse. Prestad atención al uso del iluminador, que sea suave y que esté bien esparcido. Algo similar puede ocurrir con el colorete: un poco de rubor realzará las mejillas, pero en su justa medida.

Si tu maquillaje es intenso en ojos y labios, entonces el colorete se podrá usar a modo de rubor, para enmarcar un poco más, ya si el maquillaje es más liviano y natural, entonces se podrá utilizar un poco más para intensificar las mejillas. Para una aplicación correcta: centra un poco de colorete en la parte alta del pómulo, justo por encima del hueso, y desde allí difumina hasta el centro del pómulo hacia la zona de la oreja, fundiéndolo con el maquillaje.

Imágenesdebelleza.cl

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *