El colorete ¡Todo lo que debes saber!

Tanto en invierno como en verano, la correcta aplicación del colorete es clave para sacar el máximo partido a nuestro maquillaje. Conseguir un rostro jugoso y de aspecto saludable es posible si sabes elegir bien los colores y las formas más adecuadas de aplicártelo. Presta mucha atención y conviértete en una experta con los siguientes consejos.

Olvidarse de aplicar el colorete es un grave error que no podemos pasar por alto. Gracias a este cosmético, nuestro rostro consigue un toque luminoso y unificado que nos ayudará a lucir radiantes todo el día. Pon en práctica estos sencillos trucos y presume de maquillaje.

¿Cuál es el color que más me favorece?

Si tu piel es clara, debes aliarte con tonos suaves que pongan una sutil nota de color en tu rostro. Apuesta por la gama del rosa o los cálidos melocotones. Si quieres destacar más tus mejillas, atrévete con un impactante coral.

Si tienes la suerte de disfrutar de una espectacular piel bronceada, debes equilibrar tu rostro con tonos de similar coloración. Por eso, debes utilizar la paleta de los marrones, incluyendo los tonos tierra. Elige tonos dorados para añadir un extra de brillo a tu cutis. Aprovecha que el verano está a la vuelta de la esquina y sustituye el colorete por los espectaculares polvos de sol.

Si, por el contrario, ya no sabes qué hacer para acabar con el tono apagado y cetrino de tu piel, camúflalo con tonos luminosos, como un fantástico beige o caramelo. Los colores nacarados y con partículas brillantes se convertirán en tu mejor aliado.

Colorete Flawless Perfection de Max Factor/Colorete Estée Lauder MadMen Collection/Colorete fine-one-one de Benefit

La aplicación correcta

Para un maquillaje profesional la aplicación correcta del colorete es algo que no debes pasar por alto. A continuación te damos un sencillo consejo para que aciertes con este cosmético.

Mírate al espejo y sonríe. Con este simple gesto, localizarás al instante el lugar exacto en el que debes aplicar tu colorete: la parte de la mejilla que sobresale, o lo que comúnmente se conoce como “manzana”. Difumina el producto desde el hueso del pómulo hacia las sienes, siempre en sentido ascendente.

Utiliza el colorete sobrante para aplicarlo en el cuello y evitar así los antiestéticos cortes del efecto máscara. Para un rostro más intenso, prueba a utilizar un tono más oscuro al que has acabas de emplear y aplícatelo justo encima.

Otros trucos

Recuerda que según la textura elegida, la forma de aplicarte el colorete cambia. Si te decantas por los rubores en crema, utiliza tus dedos para repartir el producto y conseguir un efecto más natural.

Si apuestas por la textura en polvo, es imprescindible aplicarlo con una brocha específica. Si, por el contrario, eliges coloretes en barra, aplícalo directamente desde la barra y difumínalo bien con los dedos.

 

Imagen: Maybelline

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *