El baño de espuma: el ritual perfecto para las mentes inquietas

El baño es una práctica ancestral,  tiene sus orígenes en la Antigüedad, y personajes célebres como Cleopatra y los emperadores romanos eran aficionados a este ritual tan relajante para cuerpo y mente. Mientras que los baños egipcios se preparaban con agua y aceites perfumados, los baños romanos se caracterizaban por bañarse en agua y aplicarse un ungüento a base de canela, miel, azafrán y otros productos aromáticos. Si os apetece relajaros a lo ‘Cleopatra’ Occidental, Nosotras os ayudamos a preparar un baño exquisito. Es preciso de vez en cuando ‘parar’ del ritmo acelerado

Primero de todo, tenéis que seleccionar el tipo de sales de baño que queréis utilizar para que la experiencia sea única. Si os gustan los diseños originales y divertidos, probad con los productos de Lush, que además de ser veganos cambian el agua de color. Otra tienda que presenta una gran variedad de productos para el baño es The Body Shop, así como Sephora. Hay que preparar el baño teniendo toallas a mano: aunque no os lo parezca, es importante asegurarse de ello ya que al salir de la bañera estaremos tan relajadas que resultaría peligroso pasearse por la casa en busca de una toalla seca.

lush

Una vez tengáis el producto adecuado podéis aromatizar y perfumar la habitación con ambientadores, cosa que aumentará la sensación de relajación del baño. Acto seguido sólo hace falta colocar la bomba o sal de baño y llenar la bañera de agua caliente – sin pasarse con la temperatura – y esperar a que se llene. En pocos instantes veréis como la bañera se convierte en un espumoso espacio que os invitará a relajaros y a olvidaros del estrés laboral. Evitad pasaros con la cantidad de agua, ya que el efecto de la espuma es bestial. 

Una vez tengamos el plato principal preparado sólo hace falta meterse en la bañera y relajarse. Dependiendo del tiempo que tengamos y del cansancio acumulado en el cuerpo recomendamos pasar más o menos tiempo. Probad con una hora, os sentiréis como nuevas. Entre los beneficios del baño espuma está la relajación de los músculos y las articulaciones, además de despejar la mente y liberar estrés. Y si estáis acompañadas, convertid esta experiencia en un baño sensual que nunca olvidaréis.

¿Os apetece probarlo?

Imágenes: Lush, Pinterest

Autor: Liz Claverí

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *