Dos infusiones naturales contra las varices

Ya hemos visto en Nosotras.com algunos consejos, trucos y remedios naturales para tratar las venas varices con ingredientes al alcance de todos. En esta ocasión, veremos otras dos soluciones caseras más que puedes probar en tu casa para mejorar la circulación sanguínea y reducir así la aparición de las varices.

Ciprés: la corteza del ciprés está recomendado para mejorar la función del aparato circulatorio, previniendo las llamadas “arañitas” y venas varices, y mejorando la circulación en general. La propuesta es que realices una infusión para beber de la siguiente manera:

¿Qué necesitas?  Dos cucharadas de hojas y corteza seca del árbol, esto es, unos 20 gramos, y un litro de agua. Preparación: lleva el agua al fuego y, cuando veas llega al punto de ebullición, añade las hojas y la corteza del ciprés. Deja que se prepare la decocción por unos 10 minutos. Cuela y deja enfriar.

te

Para beneficiarte con este remedio natural deberás ir bebiendo unas siete cucharadas cada día. También es posible aplicar directamente sobre la zona afectada de manera tópica con ayuda de un algodón.

Otro de los mejores árboles a los que se puede recurrir para tratar de manera natural las varices es el castaño de Indias. También se lo utiliza para mejorar los casos de flebitis, ya que estimula la circulación de la sangre, al tiempo que ayuda a restablecer la función de las venas y sus válvula.

En este caso, necesitarás cinco cucharadas de la corteza de este árbol (50 gramos aproximadamente) y un litro de agua. De similar manera, llevarás el agua al fuego y añadirás la corteza del castaño de Indias. Deja infusionar 10 minutos. Una vez pasado el tiempo, cuela y deja entibiar.

El consejo es beber todos los días, por la mañana o por las noches.

Imágenes: blog.udemy.com, neyiyoruz.net

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *