Depilación láser: Recomendaciones para sacarle el mayor partido

En los últimos años se ha popularizado a pasos agigantados la depilación láser y hoy en día son muchas las mujeres y hombres que ya disfrutan de sus beneficios. Su creciente demanda se debe a la capacidad que esta clase de tecnología tiene para proporcionar resultados óptimos de forma definitiva. Además, este tipo de depilación permite acabar con afecciones como la presencia de vello enquistado o la aparición de pelo en zonas no comunes.  Sin embargo, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para aprovechar al máximo la depilación definitiva con láser y así evitar riesgos.

Confiar solo en especialistas

Es muy importante tener presente que la depilación láser es una tecnología muy precisa pero sólo es segura si la realizan profesionales. Para eso, es recomendable informarse bien y optar por centros de calidad como Pelostop.

Acudir a centros especializados garantizará que los tratamientos aplicados sean totalmente personalizados, ya que analizarán el historial médico del cliente y podrán realizar pruebas de tolerancia a la tecnología láser. Por otro lado, los profesionales podrán variar el tipo de tecnología láser aplicada en función de la respuesta del cliente.

Evitar la exposición solar

Es aconsejable no exponer la piel al sol durante los días previos a la sesión de depilación láser, ya que la piel que ha estado en contacto con los rayos solares tiene más riesgo de sufrir quemaduras e irritaciones. También es recomendable dejar pasar varios días después de la última sesión antes de volver a broncear la zona. Así mismo, los especialistas aconsejan usar cremas de protección solar de factor 50 durante las semanas previas y posteriores a la sesión. Teniendo esto en cuenta, algunas personas prefieren evitar sesiones de depilación láser durante los meses de verano.

No depilarse con métodos de arranque antes de las sesiones

Algo que no saben todas las personas que se van a someter a la depilación láser es que deben rasurarse la zona el día antes de la sesión. Esto se debe a que si se corta el pelo por la superficie de la piel pero se mantiene la raíz, esta absorberá una mayor cantidad de energía y se lograrán mejores resultados. Al afeitarse la zona el día antes, se le estará proporcionando a la piel el tiempo suficiente para que se encuentre relajada y no irritada.

Por otro lado, en la primera sesión es conveniente que el especialista vea la tendencia de nuestro vello, por lo que es recomendable asistir con el vello sin depilar. Los especialistas pueden solicitar también que el cliente acuda sin depilar en las últimas sesiones del tratamiento, para así comprobar la respuesta del vello y ajustar la tecnología adecuadamente.

Espaciar el tratamiento

La depilación láser hace que el vello crezca lentamente, por lo que es recomendable que las sesiones se vayan espaciando progresivamente según evoluciona el proceso. Por lo tanto, las primeras sesiones serán más seguidas, mientras que las siguientes se deberán ir programando en intervalos de tres o cinco meses. De esta forma, se le estará dando tiempo suficiente a los pelos residuales para que vuelvan a crecer y puedan ser tratados correctamente.

Imágenes: Pelostop

Autor: Redaccion Nosotras

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *